Menú

Andalucía

El Ayuntamiento socialista de Sevilla se planta ante Hacienda por el IVA de las sillas de la Semana Santa

El alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, rechaza que las hermandades tengan que pagar el IVA por las sillas de Semana Santa, como reclama Hacienda.

El alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, rechaza que las hermandades tengan que pagar el IVA por las sillas de Semana Santa, como reclama Hacienda.
El alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. | Marta Fernández / Europa Press

Durante la campaña electoral para las elecciones del pasado 19-J, en el Partido Popular reconocieron que uno de los mayores errores que observaban en la estrategia de su contrincante socialista, Juan Espadas, era que figuraba todo el tiempo como un monaguillo al servicio de Ferraz. En las antípodas de la autonomía que siempre ha reivindicado la federación más importante del PSOE frente a Madrid.

Quizá por ello, y a menos de un año de que se celebren las elecciones municipales, que son cruciales para los partidos; Antonio Muñoz, alcalde de Sevilla -la plaza más importante que conservan los socialistas en Andalucía-, ha decidido situarse en frente del Gobierno de Pedro Sánchez. Por el contrario, ha ofrecido todo su respaldo a las hermandades de la capital andaluza por un asunto que les está suponiendo un quebradero de cabeza: el pago del IVA por las sillas que instalan en el centro de la ciudad durante la Semana Santa.

Se trata de un conflicto que tiene su origen en el año 1999, cuando el fisco ya puso el punto de mira en esta actividad. Sin embargo, hasta hace dos años el asunto había pasado inadvertido. Poco antes de la pandemia, en 2019, una consulta del Cabildo Superior de Cofradías de Murcia a la Agencia Tributaria reverberó la cuestión y la resolución de Hacienda fue clara: "Nos vemos en la obligación, de naturaleza tributaria, de repercutir el citado impuesto en los abonos de sillas y palcos para la próxima Semana Santa de 2020".

El ministerio, dirigido por María Jesús Montero, zanjó la cuestión en base al criterio de la Dirección General de Tributos, referenciada a la consulta V-3633/16. Desde entonces, la ministra ha venido defendiendo que la aplicación del 21% de IVA era extensiva a todos los consejos y cabildos de hermandades y desde la fecha indicada. Esto despertó multitud de críticas entre los cofrades, ya que el dinero que se recauda por las sillas va destinado a las obras sociales de las hermandades. Y aplicar el tributo podría disparar el coste.

En ese momento, incluso la Junta de Andalucía tomó cartas en el asunto y el consejero del ramo, Juan Bravo, solicitó una reunión con su homóloga en el Gobierno para convencerla de que no siguiera adelante con sus planes. El Ejecutivo denegó el encuentro y la administración autonómica contraatacó pidiendo que se rebajara el gravamen al 10%, pues destacaban el "enorme impacto religioso, cultural y turístico" de la Semana Santa y "la gran labor social realizada por hermandades y cofradías, siendo la actividad descrita (el alquiler de sillas, tribunas y palcos) una fuente relevante de ingresos para las mismas".

La sentencia del Tribunal Económico Regional

La cancelación de las cofradías durante los años 2020 y 2021, por la pandemia, impidió que la medida se pudiera llevar a cabo. Sin embargo, en enero de este 2022 fue la justicia la que intervino para impedir que tributen los palcos. El Tribunal Económico-Administrativo Regional de Andalucía dictó que la carrera oficial estaba exenta del pago de impuestos, dando la razón al Consejo de Hermandades y Cofradías de Sevilla. Una resolución que, hace unas semanas, la Agencia Estatal de Administración Tributaria anunció que había decidido recurrir.

Tras pasar el conflicto incluso por el Senado, ahora ha sido el propio alcalde de Sevilla el que ha defendido una posición institucional que dista mucho de la de su partido en Madrid. Cuando fue interpelado por el PP en el pleno municipal esta semana, dejó claro que "no se debería aplicar este impuesto a las sillas, ni el 21% ni cualquier otro porcentaje. Porque el dinero recaudado lo destinan las hermandades a fines sociales". Es decir, que el regidor ha ofrecido su pleno respaldo a la Iglesia en este asunto, alejándose de los postulados del ministerio de Hacienda, que dirige su colega de partido, María Jesús Montero.

Desde que hace seis meses Muñoz ocupara la cuarta alcaldía más importante de España, en sustitución de Espadas, ha conseguido el beneplácito de todos los estamentos en una sociedad particularmente compleja. Así lo hemos visto delante de los pasos de las vírgenes, acudiendo a actos taurinos o en multitud de eventos sociales en los que todo han sido buenas palabras hacia su persona. Consciente de que su reelección está a la vuelta de la esquina y que no puede fallar, no ha dudado en enmendar la estrategia de su antecesor en la campaña para las andaluzas, confrontando con el Gobierno de Sánchez en pro de los sevillanos.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador