Menú

Andalucía

Un clan narco amenaza a la Guardia Civil en el cuartel de Barbate: "Os tenía que pasar como a los del puerto"

Trataron de entrar en la instalación del Instituto Armado. El detonante fue que los agentes habían parado a un narco por exceso de velocidad.

Trataron de entrar en la instalación del Instituto Armado. El detonante fue que los agentes habían parado a un narco por exceso de velocidad.
Cuartel de la Guardia Civil en Barbate (Cádiz) | Europa Press

Los grupos dedicados al narcotráfico siguen sintiéndose impunes en la provincia de Cádiz. El hecho de que hayan campado a sus anchas durante años ha provocado que se sientan por encima de los agentes de las Fuerzas de Seguridad del Estado que trabajan sin medios para tratar de frenar esta actividad ilícita en la zona. El último ejemplo de ello ocurrió durante la pasada noche del martes en la localidad de Barbate.

Un grupo dedicado al narcotráfico se presentó a últimas hora del martes en la casa cuartel de la Guardia Civil en la localidad gaditana para amenazar a los agentes del Instituto Armado. Intentaron entrar en la instalación del cuerpo, pero al encontrarse las puertas del mismo cerradas, comenzaron a dar golpes en la puerta y a proliferar amenazas desde el exterior del recinto.

"Os tenemos que matar. Tenemos armas. Os tenía que pasar como a los del puerto –en alusión a los dos agentes de la Guardia Civil que fueron asesinados en el puerto de Barbate a manos de narcotraficantes el pasado 9 de febrero–", gritaron los narcos desde el exterior del recinto, según han explicado a este periódico fuentes de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) de Cádiz.

Este hecho fue la reacción de este grupo de narcos a que una dotación del Instituto Armado hubiese parado horas antes en la carretera por exceso de velocidad a un vehículo que estaba conducido por un miembro de este clan. Durante esa actuación policial, en la que los agentes ya habían recibido amenazas, se procedió a la identificación del conductor del vehículo, que iba acompañado por otras personas.

En un momento dado, incluso, uno de los ocupantes del vehículo llegó a ponerlo en marcha, dando un pequeño acelerón con el que casi atropella a uno de los guardias civiles, que le recriminaron su actitud. Finalmente, los agentes dejaron al vehículo continuar su camino sin que se produjese ningún arresto, únicamente tomando los datos de los cuatro ocupantes. Dos de esos ocupantes estuvieron luego entre los que se presentaron en el cuartel de Barbate.

Las distintas asociaciones profesionales de la Guardia Civil llevan años pidiendo al Ministerio del Interior que declare el área de Cádiz como Zona de Especial Singularidad (ZES), es decir, como un área conflictiva a la que se debía dotar de medios humanos, materiales y económicos especiales, mientras el departamento de Fernando Grande Marlaska se niega a hacerlo porque considera que todo marcha bien y los agentes tienen medios suficientes.

Temas

En España

    0
    comentarios