Habemus Papam

El nuevo Papa electo sufre un ataque de pánico justo antes de salir al balcón de la basílica de San Pedro para saludar a los fieles que han esperado pacientemente la decisión del conclave. Sus consejeros incapaces de convencerle de que es el hombre adecuado para el trabajo, buscan ayuda de un renombrado (y ateo) psicoanalista. Pero el miedo a la responsabilidad es algo que debe afrontar por sí mismo.

2011-10-27