Celta - Barcelona

Guillermo Domínguez

Vuelta al escenario maldito. Un año después de la dolorosa derrota por 4-1, el Barça regresa a Balaídos para medirse al Celta del 'Toto' Berizzo. Y lo hace esta vez sin Messi, que continúa lesionado. Un duelo emotivo para Luis Enrique, que vuelve a tirar de rotaciones y deja en el banquillo a jugadores como Iniesta -que iba a disputar su partido 600 con la elástica azulgrana- y Rakitic.

2016-10-02