El precio de Cristiano, señores Glazer, es de 1.000 millones de euros

Juan Manuel Rodríguez

2017-12-13

No creo que el Real Madrid, que no es ni por asomo el Barça tampoco en esto, deba entrar en esa espiral tan peligrosa y tan chabacana de "a ver quién la tiene más grande" que se han montado entre estos tres chiquillos llamados Messi, Neymar y Cristiano. Sinceramente no lo creo. Anoche, en El Chiringuito, Edu Aguirre añadió nuevos datos a su información de hace unos cuantos días en la que aseguraba que el delantero portugués se quería ir del Madrid; lo que dijo ayer es que, tras la entrega del último Balón de Oro, al mejor jugador del mundo se le llevaron los demonios al comprobar cómo Florentino Pérez aludía al fin de la etapa de CR7 en el Real y sugería que Neymar lo tendría mucho más fácil para conquistar el galardón de France Football si acababa vistiendo de blanco madridista.

Por mucho que miro y escucho no veo ni oigo ningún misil dirigido por el presidente del Real Madrid contra su jugador franquicia, pero yo tampoco tengo con este asunto la sensibilidad a flor de piel que al parecer sí tiene Cristiano. En París, Florentino se refirió a la etapa de CR7 de un modo extremadamente elogioso, dijo que era un jugador único e irrepetible y le comparó incluso con don Alfredo di Stéfano, que ha sido el futbolista más importante de la historia del mejor club deportivo; y luego, preguntado por una emisora de radio, bromeó con Neymar, aunque no dijo, ni de lejos, que el club estuviera interesado en él. No reprocho en absoluto a Cristiano que quiera mejorar económicamente, que es de lo que, en el fondo, va todo este asunto, pero si el club cediera a sus pretensiones se estaría equivocando.

Siento devoción por Cristiano. Le ha dado muchísimo al Real Madrid y espero que aún le dé mucho más en el futuro. Insisto en que deseo que todo se arregle, que hable lo que tenga que hablar con Florentino y se alcance un acuerdo de mínimos. Pero, si se me pone entre la espada y la pared, yo entre Cristiano y el Real Madrid me quedo siempre con el club, que seguirá ganando con quien esté en su plantilla. Soy de los convencidos de que, como decía, Cristiano le ha dado muchísimo al Real Madrid pero que el Real Madrid le ha dado muchísimo más a él. Si Cristiano cree de verdad, pero de verdad, que en el United va a ganar los dos Balones de Oro que aún le quedan hasta llegar a los 7 que se ha fijado como ambiciosa meta, adelante. El precio del jugador, señores Glazer, es de 1.000 millones de euros.