Deja grabando la Premier, Del Bosque

Juan Manuel Rodríguez

2015-11-19

Resulta muy triste tener que constatar una vez más que Vicente del Bosque sigue sin ser consciente de la trascendencia y responsabilidad del puesto que ocupa, que van indudablemente más allá de las de un simple alineador. Su respuesta del martes a pregunta de la Cope sobre si iba a estar o no el sábado que viene en el partido entre Real Madrid-Barcelona le deja a uno atónito, perplejo y con la boca abierta de par en par: "Pues no lo sé, pero seguramente no, y no es por motivos de... Sino que creo que tengo partidos para ver en casa... Todos los partidos que hay en la tarde del sábado... Además hay partidos de la Premier muy importantes y prefiero ver todos a sólo ver ese". Anoche, en El Primer Palo, tuve que ir parando a cada rato la respuesta del seleccionador nacional español de fútbol porque simplemente no daba crédito: ¡Partidos de la Premier más importantes!...

Ya quedó claro con todo el asunto de Piqué que para Del Bosque la selección está por encima de la nación y la afición por debajo de los internacionales, y ahora se evidencia que su situación personal se encuentra también un escalón por encima de la responsabilidad institucional. Por supuesto que la presencia de Vicente del Bosque no es relevante desde el punto de vista deportivo puesto que conoce muy bien a los españoles del Real Madrid y a los del Barça. Por otro lado, la excusa de la Premier es tan burda, tan absurda y está tan poco elaborada que ofende la inteligencia de las personas sensatas: salvo uno o dos nombres, Del Bosque ya tiene cerrada la lista de convocados para la Eurocopa y eso no lo va a cambiar un partidazo de Ayoze Pérez o de Joel Robles, a quienes no ha convocado jamás en el pasado y jamás convocará en el futuro.

Del Bosque titubea porque miente. Del Bosque miente, y se saca de la manga algo tan surrealista como los partidos de Premier, aunque no engaña a nadie: si no va es porque no quiere ir, porque se siente incómodo en ese palco, porque no quiere cruzarse con Florentino Pérez. Y está tan meridianamente claro que cuando dice "pues no lo sé, pero seguramente no, y no es por motivos de..." no se atreve a rematar que no es "por motivos de seguridad", que incluso sin decirlo algunos compañeros lo han puesto así, textual y con comillas, en sus declaraciones. Es posible que Del Bosque mienta por aquello que dijo el dramaturgo francés Jules Renard de que "el único hombre realmente libre es aquel que puede rechazar una invitación a comer sin dar una excusa". Yo añadiría que si vas a poner una excusa, lo mínimo que se puede pedir es que sea creíble y no ofenda gravemente a nuestra inteligencia.

Todas las autoridades consultadas estarán este sábado en el palco del estadio Santiago Bernabéu. Todas. Este sábado es especial por lo que sucedió el 13-N y por la suspensión de los partidos amistosos entre Bélgica y España, primero, y Alemania y Holanda, después. Estarán este sábado porque han interpretado que, pese a que las medidas de seguridad alrededor del encuentro van a ser excepcionales, tienen la obligación de transmitir tranquilidad institucional. Como en otras ausencias suyas ciertamente llamativas, Vicente del Bosque no irá este sábado al Bernabéu porque sigue sin digerir que no le renovaran su contrato en junio de 2003, hace ya doce años de aquello. Y no hay más. El seleccionador se niega a pasar capítulo y su imagen queda irreparablemente dañada. Deja grabando la Premier, Vicente, déjala grabando; dale al botoncito de Rec y cumple de una puñetera vez con tu obligación institucional.