La Undécima, ya sin Franco, está en camino

Juan Manuel Rodríguez

2014-10-14

Teniendo como tienen pared con pared el escandazalo de los Pujol, que está dando la vuelta al mundo, el gabinete de prensa de Convergencia i Unió conocido popularmente como TV3 ha preferido sin embargo prestarse a emitir esta tarde una película de ciencia ficción de rabiosísima actualidad: la relación entre Francisco Franco y los éxitos del Real Madrid. El programa llamado La leyenda negra de la gloria blanca está dirigido, producido, interpretado y convenientemente cocinado por Carles Torras. No hay más que darse un paseo por el Twitter de este caballero para darse cuenta de que la objetividad y él nacieron el mismo día. Yo, por supuesto, no veré el programa ya que al final, como absolutamente todo lo que tocan los independentistas, la finalidad no es la de informar sino la de deformar para así continuar en esa labor de fabricación de pequeños odiadores de España.

Yo, insisto, no lo veré, pero los abogados del Real Madrid harían bien en grabar el bodrio por si, como en el caso del desagradabilísimo montaje de las hienas, hubiera materia legal suficiente como para meterles mano y sacarles unas perrillas. A TV3 todo el mundo la toma por el pito del sereno, nadie considera que sea una televisión con un mínimo de rigor y, como en el caso de todas las teles públicas, está al servicio del poder establecido, que en Cataluña es Mas, que al final acaba siendo Junqueras. Y es ahí justamente donde arranca, según creo, la decisión de volver a atacar al club blanco de la que se aprovecha precisamente Torras para colar su invento, de la necesidad de poner sordina a la corrupción con una cortina de humo que en esta Cataluña funciona a las mil maravillas: el Real Madrid.

Anoche, en La Goleada, no me quedó más remedio que aguantar estoicamente por educación treinta segundos de este invento. Me dio tiempo a ver unas declaraciones de don Ignacio Zoco probablemente podadas y me dio mucha lástima ver a José María García, a quien admiré y por quien me dediqué a este trabajo, dejándose utilizar. Si TV3 piensa que atacando al Real Madrid la gente va a olvidar el escándalo de los Pujol está cometiendo un gravísmo error. Si TV3 cree que comparando a los jugadores merengues con unos animales carroñeros la gente va a mirar hacia otro lado se equivoca. Vuelven las hienas, ya está aquí el nuevo periodismo, la ponzoña y el odio regresa a sus pantallas. Ladran, amigo Sancho, luego seguimos cabalgando. La Undécima, ya sin Franco, está en camino.