El agradaor

Juan Manuel Rodríguez

O todos tirios o todos troyanos, o siempre hay decisiones extradeportivas o no las hay nunca, o todos "agradaores" o ninguno "agradaor".

2013-09-10

Mi amigo Carlos Carpio, y si lo dice él va a misa, publicó el otro día en Marca una información según la cual Ancelotti estaba meditando seriamente otorgarle la titularidad a Casillas en la Champions. Al instante se produjo una oleada de manifestaciones indignadas con una decisión que, puesto que el Real Madrid aún no ha debutado en Europa, difícilmente podía haber sido adoptada oficialmente por parte del entrenador de dicho equipo. Me recordó mucho tan iracunda reacción a la que se produjo en su día cuando se rumoreó que Ancelotti alinearía a Iker en el segundo partido de Liga después de haber alineado a López en el primero. A Ancelotti se le tachó poco menos que de sacrílego, de orate, de guiñol... Luego Ancelotti volvió a sacar a Diego como titular y quienes le llamaron sacrílego, orate y guiñol empezaron a insultarle llamándole "agradaor" y cosas aún peores que prefiero no recordar.

Pero, siempre en el hipotético caso de que Ancelotti decidiera finalmente distribuir minutos entre sus dos porteros, no veo yo por ningún lado que disputar la Champions supusiera un desdoro o una humillación para Iker, más bien al contrario: la Copa de Europa es la competición madridista por antonomasia, la que convirtió al club blanco en el mejor del siglo XX, la que diferencia al Real del resto de clubes de fútbol del mundo. Reconozco que no sería una decisión habitual, pero tampoco lo es que un seleccionador alinee en partidos oficiales al portero suplente de su equipo y eso es precisamente lo que viene haciendo últimamente Vicente del Bosque. Por cierto que en el partido amistoso contra Chile que se está jugando mientras escribo este artículo, Del Bosque ha alineado a Valdés y "amenaza" con sacar a Reina en la segunda parte.

Sobre esto último quiero hablar porque me parece difícilmente sostenible criticar a Ancelotti por una decisión, la de alinear a López en Liga y a Casillas en Champions, que aún no ha tomado, y sin embargo aplaudir a Del Bosque por rotar entre Casillas, Valdés y Reina en la Copa Confederaciones o, sin tener que irnos tan lejos, alinear a Iker el otro día en el partido oficial contra Finlandia y sentarle cuatro después para colocar a Valdés ante Chile. O dicho de otro modo: si Ancelotti, insisto que por una decisión que aún no ha tomado, es para algunos un "agradaor" que quiere contentar a todos, ¿no sería ese mismo adjetivo aplicable a Del Bosque por una decisión que, al contrario que el técnico madridista, sí ha hecho ya efectiva?... O todos tirios o todos troyanos, o siempre hay decisiones extradeportivas o no las hay nunca, o todos "agradaores" o ninguno "agradaor". No nos hagamos trampas al solitario.