Un traje para Isco

Juan Manuel Rodríguez

Le están haciendo un traje a medida a Isco por unas declaraciones de 2009, aquí a la vuelta de la esquina, en las que se declaraba antimadridista.

2013-06-25

Es matemático. Si por el humo se sabe dónde está el fuego, por los palos de los Tattaglia podemos adivinar el nombre del próximo jugador que fichará por el Real Madrid. Algo muy similar sucedió en su día con Emmanuel Adebayor que de perla del fútbol africano pasó de repente a comerse a los niños crudos en cuanto se supo que venía para acá. Luego resulta que Manolito, que es como se le bautizó cariñosamente en el foro, acabó siendo un auténtico bendito, un chaval sonriente y amable que observó un comportamiento ejemplar tanto sobre el terreno de juego como con la Hacienda pública y, por ende, con todos y cada uno de los españoles, incluídos también aquellos que mancillaron su honor nada más saber que interesaba al equipo blanco.

Ahora le están haciendo un traje a medida al bueno de Francisco Román Alarcón Suárez, conocido futbolísticamente como Isco, por unas declaraciones del año 2009, aquí al lado, a la vuelta de la esquina, en las que se declaraba antimadridista. ¡Toma ya!... Cuando Isco dijo aquello tenía la friolera de 17 añazos, todo un hombretón, todo un tiarraco, pero los Tattaglia nunca han hecho distingos con los menores de edad a la hora de pasar la factura al cobro. A Isco, eso está claro, están tratando de amedrentarle, de coaccionarle, de dejarle claro qué panorama se va a encontrar aquí. El City sí que sería un destino muchísimo más placentero para el malagueño de quien me extraña que Luis Mascaró no haya dicho aún que es un mohicano y un macarra. Con Pellegrini, que le conoce y le quiere como un padre deportivo, sí que jugaría un montón pero el malvado Ancelotti, que cada hora que pasa se parece más y más a Pedro Botero, no podrá garantizarle minutos. Ojito Isco, mucho ojito, que te estás jugando tu futuro...

Isco dijo con 17 años que era antimadridista y que los jugadores del Real eran unos prepotentes. De acuerdo... ¿Y?... También Iniesta dijo con 11 años que era del Real Madrid y Agüero, bastante más talludito que ambos, aseguró una y mil veces que no se iría del Atlético de Madrid y luego le dejó plantado de la noche a la mañana, pero ni a Iniesta ni a Agüero ni a los cientos y cientos de casos de chavales que en el mundillo del fútbol dicen a diario una cosa y luego hacen otra por interés profesional o económico se les pasa esta sonrojante factura. Es lo que tiene la prostitución intelectual que a unos condona la deuda y a otros se la incrementa dependiendo del destino elegido. Y por el nivel de exabruptos empleados en las últimas 48 horas me atrevería a decir que Isco está a puntito de estampar su firma con el Real Madrid. Le quedará bien su nuevo traje y podrá arrojar a la basura el de los Tattaglia.