Oído en la radio

Juan Manuel Rodríguez

2012-10-22

Oído el sábado en la radio, nada más conocerse la alineación del Real Madrid ante el Celta: "Mourinho no cree en la cantera". Caramba, suena duro ¿no?... "Mourinho no cree en la cantera". Me habría gustado repreguntarle al compañero Javier Herráez si se refería a la cantera como concepto futbolístico (o sea, Mourinho no cree en la cantera por mucho que ésta sea capaz de nutrirle de jugadores extraordinarios que marquen la diferencia con respecto, por ejemplo, al Barcelona) o si, por el contrario, lo que pretendía decir es que Mourinho no confiaba en la categoría (o la experiencia, que también es importante) de los jugadores del Real Madrid Castilla. Yo no estoy en su cabeza pero imagino que se refería a esto último salvo, naturalmente, que pretendiera convencernos de que si a Mourinho le salieran de repente cuatro canteranos del estilo de Butragueño, Sanchís, Martín Vázquez y Michel, el técnico renunciaría a ellos anteponiendo a su tremenda calidad ese presunto mandamiento de no contar jamás y bajo ninguna circunstancia con ningún chaval salido del filial. Interesante debate.

Oído el domingo en la radio, después del 2-0 ante el Celta de Vigo: "Mourinho no alineó a Nacho porque tiene que verle todos los días la cara a los veteranos" y "el madridismo quiere que jueguen los canteranos". Me habría gustado repreguntarle al compañero Santiago Segurola si lo que pretendía hacer con su primera afirmación era pintarnos el retrato de un José Mourinho poco claro en el trato con sus jugadores o incluso negociador de sus alineaciones. Lo digo porque la opinión desde dentro de Didier Drogba ("Él es especial porque en primer lugar dirá siempre la verdad"), Jorge Costa ("La principal diferencia que noté desde el primer día fue que era muy directo"), Costinha ("ningún jugador se podrá quejar de no saber cuáles son los planes definidos para él"), Carvalho ("Mourinho dice lo que tiene que decir. Y el tema se cierra") o Varane ("Dice todo a la cara y si haces lo que él quiere tienes tu oportunidad") va justo en la dirección contraria. También es posible, aunque harto improbable, que Segurola sepa más desde fuera que los propios protagonistas desde dentro.

Por supuesto que ningún rayo va a fulminar a nadie (oído también el domingo en la radio) por opinar liberemente que Nacho o cualquier otro canterano tiene que jugar en el Real Madrid, del mismo modo que supongo que ningún trueno dejará seco a nadie por opinar lo contrario que Segurola. Pero, en lo tocante a la afirmación "el madridismo quiere que jueguen los canteranos", no sabría cómo hincarle el diente; quiero decir que si yo dijera ahora todo lo contrario, o sea que "el madridismo no quiere que jueguen los canteranos", mi afirmación sería tan indemostrable como la contraria. ¿Qué o quién es el madridismo?... El periodismo deportivo desde luego que no. Supongo que estaríamos cerca de acertar si dijéramos que el madridismo son los socios del Real Madrid, los auténticos dueños del club. ¿Qué quieren los socios del Real Madrid?... Estoy casi seguro de que los socios del Real Madrid quieren que su equipo gane jugando bien al fútbol. ¿Cuántos goles marcó el equipo del madridismo, que salvo mejor opinión es el Real Madrid, la temporada pasada?... 121, record histórico de la Liga española. ¿Marcó todos esos goles el equipo del madridismo sin la participación de canteranos?... Parece ser que sí. ¿Qué nos diría el 80% de socios del Real Madrid si se les preguntara ahora mismo si prefieren ganar títulos o que Mourinho se dedique a sacar jugadores de la cantera?... Probablemente optarían por lo primero. Entonces, ¿de qué carajo estamos discutiendo?...