España gana sufriendo y deja dudas (83-78)

Tirando a Fallar

2011-08-31

Por José M. Puertas

Sufrido triunfo de España ante la débil Polonia en un partido siempre controlado por los de Sergio Scariolo hasta un último cuarto donde se complicó en exceso y en el que incluso llegó a complicarse la victoria en el estreno del Eurobasket de Lituania.

España comenzó el partido con su quinteto estelar, y con la anunciada novedad de cara a este campeonato de ver a los hermanos Gasol juntos en pista. De hecho, los de Scariolo comenzaron cargando todo el juego en la pintura, donde Pau Gasol comenzó dominando con autoridad, anotando hasta once puntos en los cincos primeros minutos de partido. Mientras, en los polacos, el nacionalizado Thomas Kelati, ex jugador del Unicaja Málaga y el Valencia Basket, era el único que podía aguantar el tirón español, que comenzaba a ser importante tras un contraataque entre Ricky Rubio y Rudy Fernández (18-9). Así las cosas, España, al con el ralentí todavía puesto, dominaba por 22-15 una vez transcurridos los diez primeros minutos.

No comenzaron bien las cosas para el equipo nacional en el segundo cuarto, cuando varias acciones negativas metieron a los centroeuropeos algo más en el partido (22-19), obligando a Scariolo a mover ficha e introducir en cancha a Sada y, de nuevo, Juan Carlos Navarro. La pareja exterior del Barça Regal dio otro aire al jugo español, favoreciendo un mejor juego entre pívots, como pudo verse en una gran acción culminada por Serge Ibaka tras asistencia de Felipe Reyes (27-19). Los intangibles de Sada, y la magia de Navarro, supusieron el giro de tuerca que parecía definitivo en la intensidad española ofensiva (40-25), ya que en defensa aún se seguían concediendo algunas canastas fáciles a los polacos. De hecho, Víctor Claver entró a cancha como alero, algo casi inédito durante la preparación, para emparejarse con Kelati, ex compañero suyo en Valencia, toda vez que el jugador de origen eritreo ya totalizaba once puntos en el intermedio. España, que llegó a dominar por diecisiete puntos tras una canasta marca de la casa de Pau Gasol remontando la línea de fondo (42-25), pagó caros dos errores consecutivos en ataque que costaron seis puntos en contra, dejando el marcador en el ecuador del partido aún así claramente de cara para la segunda mitad (44-31).

Cambió España de salida el quinteto para el tercer periodo, saliendo a cancha de inicio Ricky Rubio y Fernando San Emeterio en detrimento de José Calderón y Rudy Fernández. Los de Scariolo, conscientes de su enorme superioridad sobre la cancha del desangelado Cido Arena de Panevezys, volvieron a entrar en juego muy fríos, aunque parecía ser suficiente para mantener la ventaja pese a no mostrarse muy acertados en la ofensiva (50-36), en unos minutos en los que apenas San Emeterio parecía mostrar la intensidad y el acierto necesarios. El desacierto español desde el perímetro (un triple de doce intentados a estas alturas), era claro signo de que no estaba siendo el mejor partido en ataque para los españoles. Así las cosas, Marc Gasol asumió la responsabilidad ofensiva, para, con seis puntos consecutivos, evitar que los mejores minutos polacos en ataque, apoyados por la mala defensa española, dejaran las cosas más complicadas antes del último cuarto (61-52).

Algunos de los problemas anunciados por España durante la fase de preparación se hicieron evidentes en esta fase del partido. Los rebotes polacos en la canasta española continuaban cayendo, y Thomas Kelati hacía mucho daño en la posición de alero alto, quizá la más floja del combinado nacional por el déficit de centímetros. Un balón perdido por Sergio Llull permitió una fácil canasta del base Skibniewski que hizo saltar más de una alarma (63-57). Los problemas físicos de Rudy Fernández, que no volvió a la cancha en la segunda parte por unos problemas de alergia, obligaron al seleccionador Sergio Scariolo a contar más que nunca con Fernando San Emeterio, por lo que, la quinta falta del cántabro a seis minutos del final no fue ni mucho menos una buena noticia, devolviendo a Víctor Claver al puesto de "tres" de cara a los seis minutos decisivos (68-60).

La tensión iba en aumento en un partido llamado a ser resuelto con facilidad por España. Un tiro inverosímil, desde posición desequilibrada, sobre la bocina, y a tablero de Koszarek metió aún más el susto en el cuerpo al combinado nacional a menos ya de cuatro minutos de la conclusión (70-65). Un par de fallos desde el tiro libre de los hemanos Gasol no colaboraron a reducir la igualdad existente, pero tuvo que ser, una vez más, Juan Carlos Navarro quien, con un providencial triple marca de la casa, metiera el partido casi definitivamente en la nevera para España a minuto y medio del final (77-69). Hubo aún que sufrir más, toda vez que cinco puntos consecutivos de Koszarek dejaron a Polonia a tiro de triple (77-74). Aunque una canasta con adicional de Pau Gasol volvió a dar aire a España, el combinado dirigido por Pipan todavía tuvo un último resuello, escenificado a dieciocho segundos del final con un 80-78 en el marcador. Dos tiros libres de Navarro y una recuperación posterior tranquilizaron definitivamente a España de cara a su primera victoria, pero no tanto de cara a los que está por venir en próximos días.

FICHA TÉCNICA.

ESPAÑA 83: (22+22+17+22): Calderón (0), Navarro (23), Fernández (4), M.Gasol (16), P.Gasol (29)–cinco inicial–; Rubio (0), Ibaka (7), Llull (0), San Emeterio (3), Reyes (1), Sada (0), y Claver (0).

POLONIA 78: (15+16+21+26): Koszarek (19), Kelati (18), Berisha (0), Szewczyk (10) y Hrycaniuk (12) –cinco inicial–; Lapeta (0), Skibniewski (4), Pamula (3), Szczotka (6), Leonczyk (6), Waczynski (0) y Wisniewski (0).

PABELLÓN: Cido Arena (Panevezys, Lituania) Arena. Pobre entrada, unos 1.500 espectadores.

(Foto: EFE)