¿Qué ha cambiado, exactamente?

Luis del Pino

2011-02-23

 

Hace quince días, asociaciones como la AVT o Dignidad y Justicia no consideraban necesario adherirse a una manifestación convocada para denunciar la negociación del Gobierno con ETA, pero hoy nos desayunamos con la noticia de que ambas convocan una manifestación el próximo 9 de abril, para exigir que ETA no esté presente en las instituciones y para denunciar las excarcelaciones de etarras.

Así que me pregunto: ¿qué ha cambiado en estos quince días?

Evidentemente, nada. Ni siquiera se puede invocar como excusa el hecho de que, desde entonces, Sortu se haya presentado en sociedad, porque esa presentación de la nueva Batasuna era un movimiento anunciado.

En consecuencia - y viendo el éxito de la última manifestación de Voces contra el Terrorismo -, alguien que fuera malpensado podría sospechar que lo que se pretende con esta nueva convocatoria es reconducir la rebelión cívica hacia cauces más oficialistas y evitar así que ese movimiento ciudadano se vaya de las manos.

Pero ya saben ustedes que los días impares yo no soy nada mal pensado. Así que me supondré, en lugar de ello, que algunos han visto la luz y han entendido que es preciso denunciar en la calle lo que otros venimos denunciando desde hace meses. De arrepentidos está lleno el reino de los cielos.

En cualquier caso, la actitud de los partidos será un buen termómetro de por dónde van los tiros. Si los mismos que se desmarcaron de la manifestación del 5 a las 5 se suben ahora al carro de la nueva convocatoria, querrá decir que la asistencia masiva a la última manifestación de la rebelión cívica ha hecho saltar todas las alarmas en algunos despachos. Y que eso ha motivado que algunos se sientan obligados a mover ficha.

Sea como sea, coincido con las palabras que Alcaraz ha pronunciado en esRadio: dice el presidente de Voces contra el Terrorismo que le parece una buena noticia que algunos rectifiquen.

O que al menos se vean forzados a fingir que rectifican, añadiría yo.