Joan Ridao y yo creemos, en efecto, que ha llegado la hora del destete

Pablo Molina

2011-02-07

Con Juan Ridao, portavoz de ERC en el congreso de los diputados, me unen dos cosas. La primera que ambos, él y yo, somo separatistas catalanes. Por motivos distintos, sí, pero ambos queremos la secesión. El quiere que Cataluña se independice y yo que lo haga España de esa región, pero el resultado vendría a ser similar. La otra coincidencia es que, asombrosamente, algunas de sus propuestas en el parlamento como su defensa de la bajada de impuestos está de acuerdo con lo que yo pienso al respecto. En fin, que el tipo no es de lo peor de ese sub-mundo.

Desbarra cuando cifra el déficit fiscal de Cataluña con el resto de España en 10.000 millones de euros (¿?), dato que nadie puede conocer puesto que ninguna comunidad autónoma paga impuestos sino los ciudadanos que en ella residen, a cambio de recibir una serie de servicios públicos también imposible de cuantificar (por ejemplo, ¿cuánto vale la protección que el ejército dispensa al territorio catalán y no se me rían?).

En todo caso, Ridao dice que conviene destetar al resto de España de la ubre catalana y yo estoy de acuerdo con él porque es evidente que quien está succionando los calostros de mamá a despecho de la salud de los otros cachorrillos son los nacionalistas catalanes. Ahora bien, si él prefiere creer que es al contrario se lo admito a cambio de que cortemos inmediatamente cualquier vínculo de succión en uno u otro sentido.

Precisamente hoy Lunes, el político que veía caer el agua de la ducha se reúne con Zapatero para negociar 7.000 millones más que el resto de España va a pagar "a Cataluña", que para ser la nodriza ibérica hay que ver cómo nos cobra la tetada. Y mientras tanto, Murcia languidece con sus finanzas devastadas, con casi medio millón de ciudadanos que no existen para las cuentas nacionales y a punto de cerrar el chiringuito por falta de financiación, que es a lo que debe referirse la revista de Alfonso Guerra cuando pide suspender sine die el invento autonómico.

Un momento, un momento, estoy de acuerdo con un nacionalista catalán y más aún con Alfonso Guerra. ¿Otro signo de que el fin del mundo y el inicio del reinado del Anticristo se acerca?