La rebelión de los modestos

Tirando a Fallar

2010-12-12

Por José M. Puertas

La disputa de la decimoprimera jornada de la Liga ACB ha dejado bien a las claras la igualdad de la competición. Así, el fin de semana, que deja como líder en solitario al Real Madrid, tras un nuevo tropiezo del Caja Laboral, ha traído también las victorias de los tres últimos clasificados, alguna de ellas ante rivales teóricamente superiores.

Pese a todo el torbellino de comentarios, poco positivos, en los que está sumida la sección de baloncesto del Real Madrid, lo cierto es que los blancos son el nuevo líder en solitario de la categoría. Los de Ettore Messina, con un baloncesto cada vez más sólido, superaron claramente al CAI Zaragoza (84-65). Felipe Reyes y Carlos Suárez estuvieron tan seguros como suele ser habitual, Tomic se pareció al de los días buenos, y Tucker estuvo inspirado desde fuera para llevar a los merengues a un cómodo triunfo. En los maños, el eterno Darren Phillip volvió a ser un jabato bajo los aros, pero no fue suficiente para plantar cara un Real Madrid que sumó su novena victoria.

Resulta evidente que el Caja Laboral de Dusko Ivanovic no pasa por su mejor momento, algo que aprovechó el Bizkaia Bilbao Basket para llevarse el derbi vasco (99-95). En un partidazo pleno de anotación, de esos que engancha a los espectadores, los de Katsikaris sumaron una victoria de oro en sus aspiraciones coperas, con el tridente formado por Aaron Jackson, Álex Mumbrú y Marko Banic tirando del carro. En el lado baskonista, donde la buena noticia fue la aparición, al fin, de la mejor versión de Marcus Haislip (22 puntos), las dudas siguen creciendo, como bien mostró un Teletovic que cuajó una de sus peores actuaciones (2 puntos y -5 de valoración).

Xavi Pascual debe estar contento a medias con la de su equipo. Y es que el Regal Barça, pese a vencer en Valladolid al Blancos de Rueda (55-67), realizó una bochornosa primera parte. Tanto es así, que en el minuto 18 los culés perdían por 30-16, habían fallado sus diez primeros lanzamientos de tres, y totalizaban un penoso 2 de 21 en tiros de campo, amén de no llegar al 50% en tiros libres. Sin embargo, todo cambió a partir de ahí. Roger Grimau, en un arranque de casta, ejerció de capitán blaugrana y lideró un parcial de 0-9 que dio aire a los catalanes al descanso (30-25). En la reanudación, y de la mano de un buen Ricky Rubio, que parece que recupera el buen tono, el Barça ajustó la defensa y los pucelanos tuvieron todas las prisas que habían evitado en su gran primer tiempo. Xavi Pascual volvió a ver la mejor versión de los suyos, respiró tranquilo, e igualó al Caja Laboral en la segunda posición de la clasificación.

La lucha por la Copa, en pleno apogeo

Otro equipo vasco que ganó y sueña con la Copa del Rey en Febrero en Madrid es el Lagun Aro GBC, verdugo del Gran Canaria 2014 (74-66), que sumó su sexta victoria, igual que sus vecinos vizcaínos. El partido fue muy igualado, aunque la iniciativa por momentos fue para los canarios. Sin embargo, en la recta final, los donostiarras fueron mejores y se llevaron el triunfo con justifica, liderados por Jimmy Baron (26 puntos), que superó en el duelo de killers del perímetro a Jaycee Carroll.

En el partido que abrió la jornada, el CajaSol de Joan Plaza dio un paso de gigante al vencer en Madrid al Asefa Estudiantes (73-77). En un partido de ida y vuelta, y que cualquiera pudo ganar, los sevillanos siguieron la senda marcada por Sweet Lou Bullock y, sobre todo, un Paul Davis que poco a poco está siento la referencia interior para la que fichado (25 puntos, 11 rebotes), para lograr un triunfo importantísimo y cortar la progresión a los del Ramiro de Maeztu, donde los esfuerzos de Pancho Jasen y Germán Gabriel resultaron baladíes.

No falto demasiado para que saltar la sorpresa en La Fonteta, donde mucho tuvo que trabajar el Power Electronics Valencia para vencer a un Menorca Básquet que vendió muy cara su derrota (70-63). Los baleares fueron por delante durante más de treinta minutos, y sólo en el último cuarto (16-7) pudieron los taronja darle la vuelta al marcador para ver mucho más de cerca el poder jugar el torneo del KO. Víctor Claver volvió a ejercer como líder de un equipo que va como un ciclón hacia los puestos altos de la clasificación desde la llegada al banquillo de Svetislav Pesic. Por el lado menorquín, el buen partido de Radenovic, Limonad y Donaldson da esperanzas de cara a un futuro prometedor para un equipo que está cumpliendo sobradamente en el arranque de campeonato.

"¿Descenso? No, gracias"

Le han sentado de maravilla las dos incorporaciones de la semana al Meridiano Alicante, que logró su segunda victoria del año ante el Unicaja (80-72). No en vano, Martin Rancik y Kenny Hasbrouck rindieron a gran nivel (14 puntos cada uno), lo que unido al partidazo de Pedro Llompart y el cuestionado Justin Doellman sirvió a los de Txus Vidorreta para conseguir un triunfo que, aunque se mantienen como colistas, supondrá un espaldarazo a la moral de los levantinos. Enfrente, el Unicaja, tan irregular como siempre, fue casi todo el partido a remolque y, aunque se puso por delante en el último cuarto, no tuvo el fuelle necesario para ganar y sigue creando dudas.

También tuvo un gran mérito la victoria del CB Granada en Badalona ante el DKV Joventut (67-74). Los de Trifón Poch, sin ningún base disponible, dada la baja de larga duración de Mario Fernández, y los problemas musculares de esta semana de Nico Gianella, consiguieron su tercera victoria del año cuando más difícil parecía, en la visita al Joventut de Pepu Hernández que marchaba cuarto hasta el momento. Pese a las bajas, Stefansson, Korolev y Kurz se conjuraron para dar un paso de adelante y soñar con tiempos mejores en la ciudad de la Alhambra. Para la Penya, la inesperada derrota supone un considerable paso atrás que no debe empañar la gran temporada que están haciendo los verdinegros, donde el mejor volvió a ser Jordi Trías (12 puntos, 12 rebotes).

Así las cosas, ante la victoria de alicantinos y granadinos, el Assignia Manresa no quiso ser menos en el último partido del domingo, y venció al Fuenlabrada (66-54), manteniéndose de momento fuera de los puestos de descenso. Los de Ponsarnau, que vuelven a recuperar su fortaleza de antaño en el Nou Congost, se apoyaron en el partidazo de Rodrigo San Miguel y Sergi Gladyr. El ucraniano, decisivo con sus triples en la segunda parte, abortó cualquier intento de remontada de los madrileños, donde su mejor jugador, Esteban Batista, no disputó su mejor partido, probablemente afectado por los rumores que le sitúan más pronto que tarde fuera de su actual equipo.

 (Foto:ACB)