Una sugerencia a "El Jueves"

Pío Moa

2009-08-20

 


¿Recuerdan ustedes la famosa portada de El jueves sobre el príncipe Felipe y Leticia? No sé qué habrá ocurrido con ella al final. Creo que el juez les pedía 3.000 euros de multa, y que  la revista iba a recurrir a Estrasburgo, a pesar de que probablemente la multa habrá quedado más que enjugada por  las ventas de la revista. Según los autores de la portada, no hacían otra cosa que ejercer la libertad de expresión en relación con las personas públicas. Muy bien, pero esa libertad debe valer para todos, claro. ¿Por qué no una caricatura de Zapo y su señora en la misma posición, más Zerolo dando al primero por detrás (motivo de orgullo para ambos)? Siempre habría un buen pretexto para tal caricatura,  máxime cuando no se sabe que el gobierno protestara por la de los príncipes, que quizá le pareció de lo más normal. Podrían aplicar ahí su “libertad de expresión” los joviales de El Jueves, y aun si tuvieran que pagar 3.000 euros, los ingresos probablemente los compensarían de sobra: sería una buena inversión. Y podrían declararse campeones y mártires de la libertad de expresión.

    El asunto plantea la cuestión delicada de  los  límites de las libertades. No recuerdo qué juez advertía a alguien: “Su libertad de mover los puños en la dirección que usted quiera, termina donde empieza la nariz  del prójimo”. ¿Valdría aquí?

  
  
Ocurre que en España quienes emplean con más audacia la libertad de expresión y la llevan al extremo provocador son precisamente los liberticidas, los mismos que simpatizan y colaboran con los terroristas, con la Cuba castrista o el Irán de los ayatolas… y como las cosas sigan así  terminarán aproximando España a ellos. Ya han avanzado mucho en esa dirección.

 
----------------------------------------------

 ****Anda el PP embarcado en denuncias sobre el supuesto espionaje de que son objeto sus políticos. La verdad es que ese espionaje es muy probable, dadas las costumbres del PSOE, un partido con un historial repulsivo. Pero el PP no acaba de demostrar sus acusaciones, ni tampoco su inocencia en las que recibe. Y demuestra que le importan un rábano los estatutos balcanizantes, la colaboración gubernamental con el terrorismo y sus resultados,  la corrupción del PSOE, el socavamiento de la familia, la corrosión del poder judicial, etc., pero en cambio le preocupan en extremo los problemas de imagen y los votos que puedan perder en estas pequeñas historias típicamente mafiosas.

 

 

 

****Blog.- Ayer puse un comentario, esbozo de un capítulo de un libro, que esperaba provocase comentarios,  críticas o aportaciones  inteligentes (otras veces ha ocurrido),  pero cuatro provocaciones ridículas llevaron la discusión a olvidar por completo el tema y  a un cruce de insultos infantil. Si los comentaristas mejor preparados se dejan arrastrar por esas tonterías, la sección de comentarios se vuelve aburrida e innecesaria, porque pueden ustedes imaginar que un lector normal pasa por completo de ella, y tendría que acabar por cerrarla. Por desgracia, en la mayoría de los blogs que conozco, los comentarios suelen mostrar una  especie de estupidez furiosa, que dice mucho de la situación intelectual del país. Recomiendo a los participantes del blog un esfuerzo por responder a los argumentos con otros argumentos y datos, y tener la sangre fría de pasar de las sandeces irritantes. Las provocaciones reflejan a los personajes y está bien que quede en el blog rastro de ellas; pero se repiten demasiado, son casi siempre iguales y la muestra es ya más que suficiente.

  

****
“Señor Moa,  creo injusto lo que ha dicho usted de que sus lectores no son capaces más que de hablar y no van a la opinión pública. Yo difundo a mis conocidos y  en otros blogs muchos de sus comentarios y otros que me parecen interesantes. Me parece que no soy el único. Por experiencia sé que discutir con los fanáticos y malintencionados de izquierda y nacionalistas es perder el tiempo y cabrearse, así que he preparado un pequeño dossier con muchos  artículos e informes con buenos argumentos y buenos datos, y se los suelto. Por ejemplo, cuando hablan de la memoria histórica les pongo cosas sobre los asesinatos entre las propias izquierdas. Se ponen  hechos una furia, porque eso es lo que les duele. Me han baneado en algunos foros, y eso que nunca me molesto en contestar a sus insultos. Porque con lo que disfrutan ellos es insultando o soltando insolencias y datos falsos. Además, los datos y los documentos llegan a los lectores más neutrales, que son los que importan, esos que pasan de las peleíllas de los blogs y quieren informarse” 


J.L.G., Pontevedra.

 

 

****“Teodosio venía de una familia aristocrática de Cauca, en la actual  provincia de Segovia, y  su reinado marcó el apogeo del cristianismo en Roma. Tolerante al principio con los paganos –que estaban en decadencia intelectual y política desde mucho antes--, el consejo de Ambrosio le llevó a decretar, en 391, el cristianismo de Nicea como única religión oficial, culminando el proceso iniciado por Constantino. Fueron prohibidos los sacrificios con sangre, extinguido el fuego eterno del templo de Vesta y despedidas las vestales, castigadas la adivinación y la brujería,  retirados los subsidios a templos y congregaciones politeístas, y clausurados los Juegos Olímpicos desde  393.  Un año antes, soldados y monjes fanatizados arrasaron  el Serapeum de Alejandría, uno de los más grandiosos templos paganos, junto, supuestamente, con su famosa biblioteca, aunque esto último parece ser una inferencia de Gibbon, sin base real. Alejandría sufría desde siglos atrás luchas entre griegos,  judíos y  cristianos. Otras destrucciones siguieron por Egipto. En 415, sería cruelmente asesinada en Alejandría una notable profesora de la  filosofía de Plotino, Hipatia, por una turba conducida por monjes fanatizados y pese al prestigio de la mujer entre diversos intelectuales cristianos.

 
  
Estas agresiones no nacían de un desquite por las persecuciones paganas, sino de fanatismos y de la misma motivación de las viejas persecuciones, ahora invertida: el cristianismo aparecía como garantía del orden político y el paganismo como un peligro. Si bien la identificación religioso-política cristiana no  adquiriría la  intimidad anterior: el césar ya no era divino, su voluntad no era ley absoluta, y debía someterse al mandato moral de la Iglesia”.

  
 
Los milicianos sudorosos violadores que tanto gustan a la afusilaora Almudena Grandes estaban convencidos, como la misma Almudena, de que la Iglesia es contraria a la ciencia, y se indignan por tamaño crimen…aunque no entendían, ni entiende ella, ni jota de ciencia ni de historia.