Pepiño Blanco tiene razón

Pío Moa

2009-01-03

O eso espero: "Blanco dice que las encuestas evidencian que la gente se fía cada vez menos de Rajoy".

En general, el votante de derechas ha mostrado una resistencia un tanto bovina a darse cuenta de que le estaban traicionando ante sus propias narices. Rajoy y los suyos lo han hecho con verdadero descaro y prepotencia, seguros de que los votantes serían lo bastante obtusos para seguirles votando porque "no tienen más remedio" o "no tienen alternativa". Crean descontento dentro y fuera del PP, pero los descontentos resultan un tanto gregarios, sumisos e incapaces de construir una alternativa viable dentro o fuera del partido. Me parece preferible Zapo a Rajoy. Al primero se le ve venir, mientras que el segundo ha adoptado zorramente las mismas ideas del PSOE, explotando votos que en realidad no le pertenecen. Algunos de sus votantes muestran horror a un partido como UPD porque defiende el aborto y cosas de esas, pero lo mismo hace exactamente el grupo de Rajoy, a la chita callando o fingiendo lo contrario. Los futuristas, en suma, han dejado el país sin oposición, es decir, sin verdadera democracia, siguiendo el modelo catalán. Es de esperar que, ya que no alternativa, por lo menos la gente sea capaz de manifestar en las urnas su desconfianza, como dice Pepiño.

-------------------------------

**** "Arteta: "Muchos se marchan ante el miedo de quedarse solos en su propia sociedad".

La palabra clave aquí es "muchos". Siendo muchos, podrían organizarse y volver las tornas contra los asesinos. Pero se han mantenido desunidos y se han dejado apabullar e intimidar. La razón es que esperaban que el poder supuestamente democrático cumpliera e hiciera cumplir la ley. Pero la chusma política no está por la labor. Salvo, y solo en parte, durante el período de Aznar, esa chusma está más bien con los asesinos que con las víctimas, como ha demostrado a plena luz la cuadrilla de Zapo. Eso sí, sin ahorrar "enérgicas condenas", lamentaciones y lloriqueos. Triste realidad de estos años en que la democracia ha sido pisoteada a diario. El problema real nunca ha sido la ETA, sino la una "clase" política sin la menor clase.

Pero los afectados son muchos, y ahí reside, insisto, la solución. Que reclamen su voto es ya algo, un modesto comienzo.

**** En El Catoblepas:   http://www.nodulo.org/ec/2009/n083p10.htm

**** Angelina Jolie teme el momento en que su hijo vea en internet fotos suyas "ligera de ropa"

No sé por qué se preocupa: el puterío tiene esos pequeños costes, y el hijo puede ser perfectamente educado para admitirlos y hasta para sentirse orgulloso de su madre. Hoy, cualquiera puede sentirse orgulloso de lo que sea. Para eso está la "educación".


**** Hay una curiosa coincidencia de fondo, aunque no de estilo, entre la extrema derecha y la extrema izquierda en relación con Israel. La extrema derecha arguye con una paranoia seudorreligiosa y la izquierda con el cuento del "imperialismo yanki" (en lo que también pueden coincidir ambas). Tristes, pesadas y falsas retóricas todas ellas que esconden muy mal  la común aversión a la libertad.


**** Por cierto, en español se transcribe Jomeini o  Sadam Husein. En spanglish, Khomeini o Saddam Hussein.


**** Como he dicho en otras ocasiones (ver blog 8 de diciembre, en relación con Cristina Losada) recibo muchas cartas que no puedo contestar precisamente porque son muchas. No obstante expondré en el blog algunas que tratan de asuntos generales:

Estimado Sr. Moa, deseo enviarle mis felicitaciones y darle mis gracias por su excelente análisis "Franco, un balance histórico". Yo estuve en Madrid de 1973 a 1975 como *** de la Embajada de Italia y, como todos los extranjeros, me quedé fascinado por los españoles, por la historia y la cultura española y la política de ese período. Luego fui trasladado a nuestra Embajada en Berlín este, en la Deutsche Demokratische Republik del señor Honecker. Bueno, pude constatar de visu las diferencias entre dictaduras y la felicidad del pueblo alemán en el paraíso de los obreros.

Un aspecto que me ha impresionado en su libro son las alusiones a las reacciones de los historiadores y políticos izquierdistas; exactamente lo mismo pasó en Italia hace veinticinco años cuando Renzo De Felice empezó a publicar sus estudios rigurosamente científicos sobre el fascismo, sino también hoy –medio siglo después de la fin de la guerra– cuando toda la "intellighenzia" política y académica cubre de improperios y ofensas a un periodista historiador, Giampaolo Pansa, quien, después de haber arriesgado de publicar hace dos años un libro, "La sangre de los vencidos", sobre los asesinatos políticos (entre 20 y 40 mil) en Italia durante los dos años que siguieron la fin de la guerra, ha publicado un gustoso libro, "La grande mentira", en parte dedicado a la descripción de las reacciones de los ambientes intelectuales y políticos de la izquierda. ¡De verdad... nihil sub sole novi!

Me interesaría muchísimo saber cuándo y con cuáles editores aparecerán las traducciones en italiano y en inglés de su libro. De nuevo mis felicitaciones –también por la esencialidad y lo concreto de sus argumentaciones– y reciba, señor Moa, mis mejores saludos". M. B.

Lamento no haber contestado en su momento. Sobre la traducción del libro, creo que pronto se hará al rumano. En Italia se tradujo Los orígenes de la guerra civil, sin presentación ni promoción en absoluto. Al inglés está comprometido desde hace años la traducción del mismo libro: no se ha publicado. En Francia fue traducido Los mitos de la guerra civil y anunciada su publicación en Internet hace más de dos años... pero no se ha publicado. Hay una traducción de Los mitos al polaco, también sin presentación, que me fue anunciada pero no cumplida. En fin: las libertades en retroceso en esta lamentable Europa. En cuanto a los crímenes del fascismo italiano, en tiempos de paz asesinaron muchísimo más los antifascistas que los fascistas. Nada parecido al nacional socialismo alemán.