¿Está Rajoy por derrotar a la ETA?

Pío Moa

2007-12-05

Lo que ha hecho grande a la ETA ha sido la llamada solución política, es decir, la conculcación del estado de derecho en beneficio de la banda de asesinos, propugnada por todos los políticos y periodistas robaperas o recogenueces de España, muy abundantes, como se ha comprobado. El problema clave, por tanto, no ha sido tanto la ETA misma, una organización de capacidad limitada, como esa forma de connivencia con ella, que tanto ha corroído nuestra democracia.

Solo en el período de Aznar, gracias a Mayor Oreja y en contra de los arriolas, cambió aquella orientación, con magníficos resultados. Por desgracia vino luego el grotesco –pero muy peligroso– Zapo a extender la “solución política” hasta una desvergonzada colaboración, disfrazada como "diálogo", con los “hombres de paz”. Colaboración cimentada en el común designio de liquidar la Constitución y la herencia de la Transición. Diálogo entre mafias, subrayado por el acoso a las víctimas directas, la degradación del poder judicial y las maniobras para silenciar a los pocos periodistas y líderes de opinión que denunciaban el cambalache.

Frente a ese diálogo dice estar Rajoy, hablando de derrotar a la ETA. Pero a esas palabras, demasiado fáciles, nunca las ha acompañado la denuncia de la colaboración del gobierno con los terroristas y sí, por el contrario, el disimulo al respecto, como si se tratase de un “error ingenuo” del PSOE… y ofreciéndole de paso su “ayuda”. Los hechos pesan más que las palabras, y Rajoy denunció primero el estatuto catalán, clave de dicha colaboración, para imitarlo luego en regiones gobernadas por el PP. Nunca ha ofrecido una resistencia ni una postura clara ante los desafueros contra la libertad de expresión, la corrosión de la independencia judicial o la venenosa falsificación de la historia, tan ligados al "diálogo" mafioso. Ha seguido una línea contradictoria, de encubrimiento, de colaboración práctica con los colaboradores, de parálisis del propio PP a la hora de explicar la situación y ganar a la opinión pública.

Rajoy ya dio su talla, ¿recuerdan?, con motivo de la constitución europea de Giscard: le disgustaba, pero la apoyó y trató de engañar a los ciudadanos. Demostró que, por temor a perder poltronas, o por falta de convicciones o por acuerdo íntimo con los socialistas, está dispuesto a secundar cualquier disparate, a seguir, aunque sea  protestando, las iniciativas del PSOE, a traicionar a sus propio votantes. Y después, ante el desinterés popular por la giscardada, ¡el Solemne decía que era Zapo quien se había equivocado! ¡Qué habilidad política!

Y ayer se sumó a la repugnante concentración convocada por el gobierno anticonstitucional, con presencia de matones sindicalistas, manipulada por la televisión pública y en respaldo, una vez más a la “política del gobierno para derrotar a ETA”, frase descarnadamente contradictoria que toma a los ciudadanos por perfectos estúpidos. Partidos, patronal y sindicatos unidos en la farsa... pero que esta vez no han engañado a más de dos o tres mil ingenuos. Es decir, Rajoy apoyó al gobierno que no ha cambiado su actitud "dialogante" en lo más mínimo, y por tanto apoyó indirectamente a la  ETA. Y por tanto se sumó al ataque a las víctimas, pues, dice el futurista, estos “se equivocaron” por no arropar la mascarada. Como en el caso de la constitución de Giscard, han sido los ciudadanos quienes han acertado y él quien se ha equivocado (al igual, lamentablemente, que UDP). Porque no está, contra lo que pretende, por derrotar a la ETA sino, también, por el diálogo. Por el diálogo con los dialogantes, contra la ley y los ciudadanos.  

-------

http://www.elmanifiesto.com/manifiesto_pio.asp

Pasan de 6.000 las firmas por la verdad histórica y contra la manipulación totalitaria del pasado.

Al defender la verdad histórica defiendes un presente y un futuro en libertad. Cada cual puede hacer mucho: firmarlo, difundirlo en su entorno y discutirlo para crear opinión pública, apoyarlo económicamente.

CUENTA PARA RECAUDAR FONDOS A FIN DE INSERTAR EN LA PRENSA EL MANIFIESTO: BANCO DE SANTANDER, PLAZA DE CASCORRO 23, MADRID 28005, A NOMBRE DE MOSAND 2007 ES: 0049 5104 15 2516056920.

IMPORTANTE: AL HACER EL INGRESO INDICAR QUE ES PARA "MANIFIESTO VERDAD HISTÓRICA".

-------

   Dos enlaces:

http://blogs.periodistadigital.com/24por7.php/2007/12/04/pio_moa_batasuna_internet_publico_0987

http://heterodoxias.net/index.php?blog=1&title...