Perspectivas

Pío Moa

2007-09-29

Dice el PP que Zapo ha perdido el control de la situación. No tanto. Para Zapo el Rojete, que España se desintegre y que la democracia se haga trizas no es un panorama preocupante, en realidad es su objetivo. Solo le preocupa que su partido pueda perder el poder en el proceso, si este se vuelve demasiado desordenado. Que es lo que, por fortuna, está pasando.

Es el PP el que ha perdido la perspectiva con Rajoy y compañía. Con este partido pastelero y poltronero de señoritos, el PSOE puede volver a ganar, o quedar en posición de gobernar junto con los gángsters separatistas. Por eso es tan importante que el partido de Mikel Buesa y de Rosa Díez señalen el verdadero programa ante la crisis. Ya lo sugirió Mayor Oreja en su momento sin que sus colegas pitonisos le hicieran el menor caso. Entonces el PP tenía el poder y grandes posibilidades de llevar adelante la reafirmación de la democracia; ahora la tarea es mucho más ímproba, y el nuevo partido demasiado pequeño y un tanto confuso. Pero es una tarea imprescindible.

Por fortuna, decía, las torpezas de Zapo y los apetitos desmesurados de los separatistas y terroristas están desordenando el programa de liquidación de la democracia española. Ante la miseria del PP, es posible que sea por ahí por donde naufrague el infame intento, aunque ello solo podría dar lugar a un caos, si no surge el programa y el partido adecuados a la crisis.