Corruptos y terroristas empiezan a sentirse inseguros

Pío Moa

2007-03-03

Patxi López acusa al PP de incitar a "la fractura social" y Jáuregui dice que "empieza a dar miedo"

Ese par de jefecillos del partido más corrupto que haya habido en España, compinchado con los terroristas y terrorista él mismo, dice que el PP les empieza a "dar miedo". Ojalá ese miedo los detenga antes de que aboquen a la sociedad a algún desastre.

------

La torre de Babel

La Biblia explica que los hombres, que hablaban una sola lengua, quisieron construir una torre que llegase al cielo. Pero Dios vio que aquello era solo el comienzo de algo que no le gustaba, y confundió su lengua y los dispersó por el mundo.

La profundidad de la Biblia es asombrosa: podría estar hablando de ahora mismo.  El mito recuerda mucho al del Paraíso terrenal y el árbol del bien y del mal.

Una interpretación posible: Dios es enemigo del hombre y destruye su ímpetu y su poder. Puede sonar bien a los ateos, pero contradice su supuesto de que Dios no existe. Por lo tanto, no existen tales límites, y o bien el relato es una tontería absurda, o bien tiene otra proyección: el camelo de "Dios" serviría para que ciertos intereses frenasen las ansias de poder y libertad del género humano, frenasen el progreso en su beneficio. Sin embargo, ¿por qué habrían de beneficiarse del mal generalizado esos grupos de interés? No resulta fácil de explicar. Además, esos intereses antiprogresistas tienen la característica de ser también humanos ellos mismos: entonces el ser humano se opondría a sí mismo. Las ideologías han resuelto el problema a su modo: han localizado aquellos grupos e intereses que supuestamente se oponen al  progreso, a la libertad y el poder del ser humano. Hecho eso, todo lo que queda es liquidarlos, por las buenas o por las malas. Misteriosamente, el problema nunca acaba de resolverse, y esos intereses renacen una y otra vez con las coberturas argumentales y progresistas más complicadas.

Otra interpretación: las ansias de poder y libertad por encima del bien y del mal conducen a la perversión del lenguaje, a la imposibilidad de entenderse, a la dispersión del poder creador del hombre, y a la destrucción catastrófica de todo el proyecto. Por poner un ejemplo, la perversión del lenguaje es algo típico de las ideologías progresistas, es la verdadera sustancia de la basura que hoy soportamos en España. Continuaremos, si hay ocasión.