"Impunidad de la mentira"

Pío Moa

2006-09-26

"La evidente superación del inmenso error que fue la guerra civil, y la casi total reconciliación de los españoles, no ha acabado de realizarse completamente y persiste como una enojosa memoria y una amenaza, a consecuencia del increíble número de mentiras que se han seguido diciendo en el último cuarto de siglo sobre el lamentable suceso, y que están afectando a un número considerable de los que, por su edad, no vivieron aquel periodo ni tienen memoria histórica de él. Hay lo que podríamos llamar "herederos" de la guerra civil, a pesar de que está realmente muy lejos, y se intenta hacerla revivir en hueco y en falso –en doble falsedad– cuando ya se sabe por qué voluntades y azares aconteció, cómo se llegó a aquella situación desesperante, y el tiempo ha venido a curar todo ello.

En la actualidad la mentira es demasiado frecuente y demasiado inquietante. No me refiero a los errores, que en principio se pueden aceptar, aunque por supuesto se pueden evitar, sino a la falsedad deliberada, buscada, difundida con grandes recursos, lo cual puede producir una intoxicación de la sociedad, una especie de septicemia que puede poner en peligro la salud colectiva.

Se miente a sabiendas, como un programa, como un arma que es sin duda desleal y muy peligrosa. La enorme difusión y la eficacia de los medios de comunicación permite que el cuerpo social quede contaminado por la mentira (…) Me preocupa la general pasividad con que la mentira se acoge. Algunos, llevados por la fuerza de la propaganda, no la advierten, se podría decir que la aceptan; otros sienten cierto malestar, una impresión de que "no es eso", pero carecen de toda reacción propia. Esto hace que se produzca una amplísima impunidad de la mentira, que esta no tenga sanción ni remedio."

(Julián Marías en ABC, 22-11-2001)

"Esa constante mentira es lo más irritante de los rojos. Por no someterme a esa servidumbre estúpida de la credulidad, que ha ganado a tantas gentes como Sánchez Román, Zuazo y tantos más, es por lo que estoy contento de mi actitud" (Gregorio Marañón).

-------------

El Colegio de Periodistas (intoxicadores) de Cataluña, con la autoridad que le da su profunda corrupción moral, decide que las informaciones de Libertad Digital la COPE y El Mundo "no son periodismo".

Bien, nos alegra saber que el periodismo de LD, COPE y El Mundo no coincide con el que concibe y practica esa banda de robaperas. Con el tipo de periodismo que ese colegio de totalitarios impondría, si pudiera, a todo el mundo.