El gobierno guerracivilista

Pío Moa

2006-08-07

El PSOE va a reivindicar la memoria de las Brigadas Internacionales, organizadas por orden de Stalin para defender, decían, "la libertad", y compuestas mayoritariamente por comunistas, esos demócratas. Y va a reivindicar la memoria del maquis, organizado por los comunistas con la intención de volver a la guerra civil.

El PSOE pareció democratizarse al abandonar el marxismo, pero nunca se retractó de su planeamiento y organización de la guerra civil en 1934, o del Frente Popular, que destruyó la Constitución republicana, o del asesinato de Calvo Sotelo, que marcó la reanudación de la guerra civil. Al contrario, se siente orgulloso de todo ello, como se identifica con las Brigadas Internacionales o el maquis.

El PSOE nunca se retractó de su corrupción ni de su terrorismo ni de sus ataques a la independencia judicial en años recientes. Practicó una oposición desestabilizadora, extendiendo la kale boroka por toda España, mientras traicionaba el Pacto Antiterrorista. Subió al poder después de la extraña matanza del 11-M y premió a los terroristas islámicos con la retirada de las tropas que ayudaban a construir una democracia en Iraq. Por recordar solo algunos hechos no insignificantes.

No hay en todo ello la menor incoherencia, la menor ruptura. Ese partido ha formado un gobierno que, compinchado con los terroristas y los separatistas, va a traernos "la paz", destruyendo la Constitución. Como los maquis y las Brigadas Internacionales iban a traernos "la libertad" de Stalin.

Se trata una vez más, por si alguien tenía la tentación de olvidarlo, de actuaciones de un gobierno guerracivilista. De un gobierno enemigo de la Constitución, esto es, de la unidad y la democracia españolas. De un gobierno ilegítimo.

-----

Odiseus:

Comentaba Gotzone Mora que le preguntan por todas partes qué se puede hacer. Tres cosas: organizarse, informar y movilizarse. A menudo se nos ocurren buenas ideas, pero que resultan inviables por falta de organización. Esto es, por tanto, lo primero. Pero las tres cosas han de ir juntas: organizarse para movilizarse e informar; informar y movilizarse, para organizarse.