El derecho y el deber

Pío Moa

2006-05-22

"¡Qué gentes! Todo es en ellos latrocinio, locura y estupidez". "Tendremos que estar varios años maldiciendo la estupidez y la canallería de estos cretinos criminales, y aún no habremos acabado". "Cuanto se diga de los desalmados mentecatos que engendraron y luego nutrieron a sus pechos nuestra gran tragedia, todo me parecerá poco. Lo que nunca pude concebir es que hubieran sido capaces de tanto crimen, cobardía y bajeza"

Con frases como éstas describen los "Padres espirituales de la República" a aquellos "republicanos" en quienes se inspiran los actuales e ilegales gobernantes.

Los que, compinchados con los separatistas y con la banda terrorista ETA, están echando abajo todo lo construido en España desde la Transición. Los que atacan el suelo mismo de nuestra convivencia: la unidad nacional y la democracia.

El mensaje, por reiterativo que parezca, sólo puede ser uno: los ciudadanos que realmente lo seamos, tenemos el derecho y el deber de defender la unidad de España y las libertades. El derecho y el deber de impedir esta deriva.