La necesidad progresista de un Gobierno que haga justicia

Carlos Rodríguez Braun

Se trata de un disparate mayúsculo. Las reglas del mercado no están hechas para favorecer a las compañías sino al consumidor. De hecho, cuando las empresas quieren un sistema que les favorezca jamás predican la libre competencia sino el proteccionismo

Carlos Rodríguez Braun | 2007-10-21

Leo en ABC una entrevista con George Lakoff, autor de No pienses en un elefante, que al parecer es "lectura preferida de las altas esferas socialistas españolas". Y esto dice don George: "No es cuestión de ir contra el capitalismo. Es cuestión de combatir por la democracia y buscar la vía progresista del capitalismo. El mercado libre debe ser más justo, más constructivo. Las reglas del mercado están hechas para favorecer a las compañías solamente... [se debe] hacer que el Gobierno asuma su responsabilidad y ponga en marcha lo más justo".

Este es el socialismo, sí, señor. En primer lugar, está a favor del capitalismo, lo que no deja de ser simpático. Acto seguido, se declara demócrata y anticapitalista, porque resulta que el capitalismo debe ser progresista –es decir, no liberal– porque si es liberal sólo favorece a las empresas.

Se trata de un disparate mayúsculo. Las reglas del mercado no están hechas para favorecer a las compañías sino al consumidor. De hecho, cuando las empresas quieren un sistema que les favorezca jamás predican la libre competencia sino el proteccionismo, algo que sólo pueden conseguir si seducen al Gobierno para que intervenga en el mercado y obstruya sus reglas.

Lo más revelador del carácter liberticida del socialismo es su tratamiento de la justicia. Lakoff es diáfano al respecto: hay que forzar al mercado para que sea justo, y esto lo debe poner en marcha el Gobierno. No se le ocurre pensar que lo que está diciendo es que los acuerdos voluntarios entre personas libres son inaceptables. Esta monstruosa conclusión progresista es, empero, plenamente lógica en quien no tiene ningún reparo en pedirle justicia ¡al Poder Ejecutivo!