¡Ay, qué risa, Fran Felisa!

Federico Jiménez Losantos

Federico Jiménez Losantos | 2004-07-15
Dice ZP que quiere debatir en el Congreso con Rajoy el déficit ficticio del PP, cuya mendacidad acredita la deuda de RTVE, entre otras. Teniendo en cuenta que la contabilidad de la UE legaliza esa farsa presupuestaria, no sabemos cómo lo hará. Pero en una cosa tiene razón ZP: RTVE tiene un déficit monstruoso y por partida doble o, si se quiere, en dos partidas: la cuantitativa y la cualitativa. Una supone la ruina; otra, la manipulación. Una, el atraco al contribuyente; otra, la burla a la ciudadanía y a la democracia.
 
Por si fuera poco, los sucesivos mandamases del Ente se empeñan en recordarnos los principios que no cumplen y suelen presumir de los criterios plurales de toda televisión pública y de los grandes profesionales de esas televisiones. No serán tan grandes cuando hacen falta cuatro para hacer lo mismo que en las privadas hace uno, pero también a esa patraña nos hemos acostumbrado en demasía. A lo que no han conseguido acostumbrarnos los sucesivos comisarios del Ente es a la tomadura de pelo que supone las invocaciones morales que cada día pisotean, porque para eso los han puesto ahí.
 
Fran Llorente es el último en esta lista de tomadores de pelo. Ha proclamado en uno de estos chiringuitos veraniegos mal llamados Universidades que la televisión pública ha de ser plural y defender la diversidad ideológica. ¿De qué diversidad nos habla? ¿De los que están con Zapatero y los que están con el Gobierno? Porque en sus informativos no vemos otra. Bueno, tal vez los que también están con los socios del Gobierno, que más que pluralidad es alarde multitudinario: todos contra el PP. ¿Hay algún responsable de los de Fran Llorente que no esté contra el PP? Por favor, infórmenos, porque lo veremos. Ah, y ha añadido Llorente que los grandes profesionales del Ente luchan “porque TVE deje de ser escenario de la batalla política”. Por ejemplo, los hermanos Sacaluga. ¡Ay, qué risa, Fran Felisa! ¡Vivan los Sacaluga y el caviar de Beluga! ¿No nos habrá leído el discurso de José Antonio Sánchez de hace cuatro veranos? ¡Qué bien estaba en la 2, donde no lo veía nadie! ¡Qué cara más dura! ¡Parece del PP!