Federico Jiménez Losantos sobre el alquiler de Malú y Albert Rivera: "Vox está enredando con Yolanda Cereceda"

Daniel Carande, Alaska y Carmen Jara abordan la actualidad del corazón en Es la mañana de Federico.

Chic | 2019-07-18

El alquiler de la casa que comparten Malú y Albert Rivera ha hecho estallar la guerra entre las hermanas García-Cereceda, Susana y Yolanda. El diario El Economista hizo público la cantidad del alquiler de su finca de 14.000 metros cuadrados en La Finca, una exclusiva urbanización madrileña. El precio, 3.500 euros al mes, mucho menos del precio de mercado debido a la amistad de Malú con la más joven de las hermanas García-Cereceda.

Pero lo importante es la discusión generada entre las hermanas, dueñas de toda la urbanización. Según Vanitatis, la mayor –Yolanda– habría enviado una gran cantidad de burofax a la organización y su hermana pidiendo explicaciones y calificando de "irrisorio, amén de insultante" la cantidad del alquiler, acusando incluso a Rivera de ser el "testaferro" de Malú.

Tanto es así que el equipo de la artista, obligado por la amenaza de demandas, habría tenido que responder asegurando que el precio es mucho mayor que el publicado.

No es el único enfrentamiento público que han vivido las hermanas García-Cereceda, que anteriormente se las han visto por temas como la herencia de su padre (responsable original de La Finca), por la custodia de los dos hijos de Yolanda y también por la presidencia de la empresa familiar que ejerce Susana.

La crónica rosa de Es la mañana de Federico ha profundizado en el tema, que tal y como aseguró Federico Jiménez Losantos, incluye "cuestiones políticas" además de personales (y aquí incluiríamos, entre otros factores, la pura enemistad entre las hermanas). Y es que, en definitiva, "Vox está enredando" en el caso.

"Yolanda tiene abogados que son militantes de Vox. Su abogado era el juez Serrano de Vox, y ahora tiene otro de Vox. Abogados militantes, tan militantes que yo sé que Susana se negó a averiguar si estaban financiando el partido. Porque ahí ha habido tiras y aflojas entre hermanas, estamos hablando de mucho dinero".

"Entre ellas están a matar, y los abogados que viven de eso, y a lo mejor el partido, también, y les gusta el follón. Es una provocación que no tiene ningún sentido que solo te explicas porque los abogados le hacen hacer tontadas que no se justifican contractualmente", explicó Jiménez Losantos.