El Gobierno viste a las Fuerzas Armadas de ONG para conmemorar el Día del Personal de Paz

Javier Arias Borque

Usa imágenes de militares en las que no aparece armamento o de miembros de las Fuerzas de Seguridad cuidando niños

J. Arias Borque | 2019-05-24

El próximo miércoles 29 de mayo se celebrará el Día Internacional del Personal de Mantenimiento de la Paz (MPCI), los conocidos popularmente como cascos azules de la ONU. La organización supranacional lleva desde principios de semana haciendo gestos con un personal civil y militar que se encuentra en los rincones más complejos del planeta bajo su bandera, aunque en ocasiones con actuaciones que no están exentas de polémica, especialmente en África.

El Gobierno de España ha querido sumarse este viernes a la mencionada celebración y ha aprobado en el Consejo de Ministros una declaración institucional con la que quiere rendir homenaje a los 160.000 efectivos de las Fuerzas Armadas, la Guardia Civil y la Policía Nacional que han servido en este tipo de misiones, en las que han cumplido su cometido con "eficacia, profesionalidad y un alto espíritu de servicio".

Un gesto que tiene lugar el año en el que se cumple el 30 aniversario de la primera misión española en el exterior, precisamente bajo bandera de las Naciones Unidas, y que tuvo lugar en Angola. Hasta allí se desplazaron siete observadores militares en enero de 1989 para ayudar a mantener el alto el fuego pactado tras años de cruenta guerra civil. Una misión que fue todo un éxito y que colaboró en que el país africano entrase en la senda de la paz.

La declaración institucional no pierde la ocasión de "honrar la memoria y recordar con profundo agradecimiento a quienes pagaron el más alto precio en el cumplimiento de su deber al servicio de la paz y de la seguridad internacional". Son 173 los militares y guardias civiles que han perdido la vida en misiones internacionales desde ese año 1989. Precisamente a ellos serán los protagonistas este año del Día de las Fuerzas Armadas.

También reitera el "firme compromiso" de España con estas misiones y su "decidida disposición" a seguir participando y apoyando las mismas, al tiempo que recuerda que en estos momentos casi 3.000 efectivos españoles "están desplegados en 24 misiones por todo el planeta bajo las banderas de las Naciones Unidas, de la Unión Europea, de la OTAN y la OSCE y en cometidos de Seguridad Cooperativa con nuestros vecinos y socios".

z
mpromiso
operación
guridad

Eso refuerza el #CMin al aprobar una declaración institucional con motivo del #DíaDelPersonalDePaz

El Gobierno muestra así su reconocimiento a las cerca de las 3000 personas que representan a España en misiones internacionales. pic.twitter.com/Gi8IXRxnVI

— La Moncloa (@desdelamoncloa) May 24, 2019

El Gobierno ha difundido a través de la red social Twitter -no ha hecho lo mismo en su perfil en Facebook en el momento de la elaboración de esta noticia- un mensaje con el que pretende dar a conocer a los ciudadanos la aprobación de esta declaración institucional, pero en el que trasmite una imagen desdibujada de cómo es el trabajo que realizan los militares y guardias civiles en su día a día en estas misiones internacionales.

Utiliza para ello fotografías en la que se puede ver a un guardia civil y a una policía interactuando con niños pequeños y a una militar hablando con militares africanos, dando una sensación buscada durante años por los Gobiernos del PSOE tratando de vender que los militares españoles se encuentran desplegados en países en conflicto con el objetivo de atender a los niños y dar de beber y comer a sus desnutridos habitantes, como si de una ONG se tratara.

No se ve en las imágenes prácticamente ningún tipo de armamento, tan sólo la pistola reglamentaria de la agente de la Policía Nacional. Nada de los fusiles de asalto reglamentarios HK G36, nada de los incómodos pero necesarios chalecos antifragmento, nada de los vehículos blindados antiminas LMV Lince o RG31, nada de las baterías de misiles Patriot o tampoco de los helicópteros de ataque Tigre o los carros de combate Leopardo.

Tampoco hay rastro de los obuses autopropulsados o de los buques de la Armada asaltando barcos mercantes secuestrados por piratas para liberarlos. Nada de un material mucho más representativo de lo que hoy en día son las misiones en el exterior en las que hay desplegadas en estos momentos casi tres millares militares y guardias civiles españoles. Porque, aunque algunas de estas misiones son misiones de paz, a veces se ven obligados a imponer la paz utilizando la fuerza.