Marriott se lanza a competir con Airbnb en el alquiler de pisos turísticos

Entre las viviendas que ofrece la compañía se encontrarán exclusivas viviendas con piscina y todo tipo de servicios.

Libre Mercado | 2019-05-07

La cadena hotelera Marriott comenzará ha desarrollar su nueva línea de negocio: el alquiler vacacional. Pondrá a disposición de los usuarios 2.000 viviendas en alquiler en 100 ciudades de Estados Unidos, Europa y América Latina. De esta manera, la empresa ha mostrado sus cartas para ser el gran rival de Airbnb.

"El lanzamiento de Homes&Villas by Marriott International refleja nuestro continuo compromiso con la innovación a medida que evolucionan las necesidades de los consumidores", señala Stephanie Linnartz, directora comercial del grupo. "Lo que comenzó como un piloto hace un año es ahora una realidad", concluye. Este desembarco en el alquiler vacacional se entrecruza con la irrupción de Airbnb en el sector hotelero. Además, la conocida empresa de alquiler vacacional saldrá a bolsa este año y seguirá haciendo incursiones en otros sectores como el del transporte.

Por su parte, Marriott ha asegurado que, durante el piloto de este proyecto, los huéspedes prolongan su estancia tres veces más que en los hoteles tradicionales. Aunque, eso sí, la principal diferencia entre ambos es que Marriott tendrá el objetivo puesto en el sector del lujo. Entre las viviendas que ofrece la compañía se encontrarán exclusivas casas con piscina, varias habitaciones y todo tipo de servicios.

Pese a ello, la cadena hotelera tiene un gran trabajo por delante. Airbnb ofrece 6 millones de casas donde quedarse –en las que se incluyen también habitaciones de hotel–, mientras que Booking oferta 5,7 millones de apartamentos y casas. En cuanto a la facturación, Airbnb registró el pasado año 35.000 millones y Marriott se quedó en los 20.760 millones.

El primer paso de Marriott fue comprar la aplicación HotelTonight y en ella quiso combinar el alquiler vacacional con las comodidades y hospitalidad de un hotel. Para llevar a cabo el proyecto, la compañía compró la startup Lyric, que construirá un complejo hotelero de 10 pisos de altura en el número 75 de la Rockefeller Plaza de Manhattan. Precisamente, este edificio buscará ser una mezcla entre el alquiler vacacional y el hotel.

Airbnb, un difícil rival

Una compañía que trató de competir con Airbnb fue Hyatt Hotels y el resultado no fue nada positivo. Para luchar con la plataforma compró Onefinestay y Oasis Collections, pero la falta de rentabilidad le hizo desprenderse de estos negocios y rechazar la idea de volver a entrar en el sector del alquiler vacacional.

Otra gran cadena hotelera que ha rechazado enfrentarse con Airbnb es Hilton Worldwide Holdings. "Fundamentalmente, creemos que los hogares compartidos son un negocio diferente", dijo su director ejecutivo, Christopher Nassetta.