Casado y Abascal, una apretada lucha en tres actos: Asturias, Sevilla y Madrid

Maite Loureiro

Los dos líderes de la derecha coinciden en sus actos de inicio y fin de campaña.

Míriam Muro | Maite Loureiro | 2019-04-12

Asturias ha sido la Comunidad Autónoma elegida este viernes por Pablo Casado y por Santiago Abascal para arrancar una campaña electoral que será decisiva y que, tanto el líder del Partido Popular como el de Vox, terminarán en Madrid.

Dos coincidencias que suman a una tercera: Casado y Abascal también estarán el mismo día, el próximo miércoles 24 de abril, en Sevilla. Allí, los dos líderes de la derecha podrán medir sus fuerzas como también podrán hacer en el cierre de campaña que ambos pretenden celebrar en la capital de España.

Este viernes, en Asturias no ha sido posible medir sus apoyos ya que los actos de Partido Popular y Vox eran completamente distintos. Mientras que el líder popular ha optado por un desayuno con empresarios en un hotel de Oviedo, el presidente de Vox ha visitado Covadonga, lugar donde comenzó la Reconquista. Allí, Abascal ha hecho una ofrenda a la Virgen, La Santina. El ramo lo formaban claveles rojos y margaritas amarillas simulando la bandera de España, presente también en la cinta que rodeaba las flores. Después, se ha dirigido a los presentes, megáfono en mano, desde la estatua de Don Pelayo.

Mensaje de Casado a Abascal

Que no se encontraran físicamente en el mismo lugar no ha impedido que los dos líderes de la derecha se enviasen varios mensajes en sus actos. El primero en tomar la palabra ha sido Pablo Casado, que ante los empresarios ovetenses, se ha referido a Abascal.

Preguntado por la coincidencia de los dos en Asturias, ha comenzado diciendo que "su rival es Pedro Sánchez", para después virar en su respuesta y añadir "sin acritud", ha explicado, que "lo único que le he dicho a Abascal es que sea mas agradecido al partido que tan bien le ha tratado durante 20 años y que tanto defendió a toda su familia".

Mensaje que enviaba unas horas después de que este jueves por la noche, en la llamada pegada de carteles, se dirigiese a los votantes del partido de Santiago Abascal para decirles que "no hagan juegos de ruleta rusa. Aquí está su Partido Popular".

Fuentes del PP explican a Libertad Digital que este llamamiento al "voto unido" va a ser uno de los ejes centrales de su campaña. "Reenamorar a sus votantes", ha dicho este viernes Casado. Creen además que "Vox ya ha tocado techo" y que en el PP tienen un "voto oculto" con el que "no cuentan" en el partido de Santiago Abascal.

El eje de campaña de Vox

Abascal ha explicado que la elección de Covadonga y el monumento a Don Pelayo responde a la necesidad de reivindicar la Historia de España y su simbolismo. "La Historia importa, importa mucho, no tenemos ningún tipo de vergüenza a reivindicar los símbolos", ha dicho el presidente de Vox entre gritos de ¡Viva España!

Desde allí, ha advertido a los "progres, comunistas e islamistas", que ni "la unidad de los españoles ni la libertad de los españoles van a estar nunca en riesgo" y ha presumido de que el eje de su campaña será "la defensa del sentido común". También ha hablado de la gran "movilización" que se está produciendo en torno a su partido y ha augurado que el 28 de abril en las urnas "va a pasar algo muy grande" para "teñir España de rojigualda". "Buena gente somos todos los españoles", respondía al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.