Los Warriors pierden ante Timberwolves en el final más polémico de la temporada: "El árbitro ha sido el mejor jugador"

José Antonio Rodríguez

Cayeron por 131-130 en un encuentro donde en los segundos finales se señaló una falta muy rigurosa de Durant y se anuló un 3+1.

José Antonio Rodríguez | 2019-03-30

En la madrugada del sábado la NBA vivió lo que posiblemente sea uno de los finales más polémicos que se recuerden en los últimos meses. El encuentro enfrentaba a los Minnesota Timberwolves y los Golden Satate Warriors, quienes cayeron en los instantes finales por 131 a 130, pero toda la polémica se fraguó en los últimos 50 segundos de encuentro.

Mandaban los Timberwolves por 9 puntos, prácticamente con todo decidido y los de la Bahía asumiendo una derrota que poco iba a cambiar el devenir de su temporada. Fue entonces cuando Stephen Curry se puso el mono de trabajo y colocó a tan sólo tres puntos (130-127) a los suyos. A partir de ese preciso momento se precipitó todo. A continuación, toda la moviola.

A falta de algo más de cinco segundos para la conclusión, Kevin Durant quedaba liberado para anotar el triple que ponía las tablas en el encuentro. Sonó un silbato, tanto jugadores, como público asistente asumían que se señalaría la personal y se daría como válida la canasta, pero, para incredulidad del grueso de la plantilla de los Warriors, el colegiado indicó que la falta se había cometido antes del tiro, por lo que, todo lo que vino después quedó anulado. No hubo 3+1.

En la siguiente acción tras el saque de banda, Curry anotó desde la esquina lo que suponía las tablas en el luminoso. Lo feo llegó después. En su celebración se jugó la técnica porque en un irrespetuoso gesto hacía los árbitros, se le pudo ver insinuando que anulasen ese con una latente chulería. Tiempo muerto y, en la reanudación, en la jugada de los Timberwolves, a Durant le señalaron una falta muy dudosa sobre Karl Anthony Towns que le otorgaba al dominicano dos tiros libres. Anotó el primero y erró el segundo, pero fue suficiente para hacer morder el polvo a los actuales campeones.

Durant terminó el encuentro muy frustrado. Tras su triple anulado y la falta dudosa que le señalaron se despachó a gusto en zona mixta: "El árbitro fue el mejor jugador en la cancha esta noche. Es tan bueno que sabía que iban a hacerme falta y la pitó justo antes de que yo tirara. Es uno de los mejores de la historia". Tampoco se quedó atrás Curry: "A Draymond Green le pitaron una técnica por decir que no se podía hablar. Vergonzoso. El árbitro fue el MVP del partido", espetó en la misma línea que su compañero.