Casado ve "desesperado" a Sánchez y compara sus decretos con el Plan E de Zapatero

Ana Pastor encarga un informe jurídico sobre los decretos leyes en periodo electoral.

P. M. | 2019-03-05

"Guerra sucia" contra el PP. Es la denuncia de Pablo Casado, que cree que Pedro Sánchez está utilizando todos los instrumentos a su alcance para atacarle. A su juicio, empezó con RTVE y el CIS y acabó reclamando a los ministerios munición contra su partido. Lo último, según El Mundo, es que Exteriores puso a funcionarios a trabajar al servicio del PSOE. Entre medias, los decretos leyes que el Gobierno pretende aprobar en la Diputación Permanente, y que el PP recurrirá ante la Junta Electoral.

Casado acudió este martes a Oviedo, donde firmó el nuevo acuerdo de coalición con Foro para concurrir a las elecciones generales. Y, al término, comparó los decretos leyes de Sánchez con el Plan E impulsado por José Luis Rodríguez Zapatero en 2009. "Intentó vender como inversiones hacer aceras con grandes carteles en plena campaña electoral. Aquello nos costó doce mil millones y ahora Sánchez lleva más de 10.000 millones comprometidos que no van a entrar en vigor", se revolvió.

Según el líder del PP, la estrategia de Moncloa pone de manifiesto que el Ejecutivo está "desesperado" e intenta hacer en ocho semanas "lo que no ha hecho en ocho meses", incurriendo en posibles "ilegalidades". Según el comité de campaña de los populares, Casado "tiene cinco puntos de voto oculto", por lo que estaría prácticamente en empate técnico con el PSOE.

"El PSOE acude dopado a las elecciones", se reafirmó Casado, en línea con las acusaciones vertidas el lunes por Ana Pastor, que ha encargado un informe jurídico a los letrados del Congreso sobre los decretos leyes en periodo electoral. Y añadió que la aprobación de ese gasto "comprometería al futuro Gobierno del PP sin pasar por el respaldo de las Cortes y de los Presupuestos del Estado", una forma de actuar que, a su juicio, "es propia de países no democráticos".

Además, tal y como recoge la agencia EFE, aseguró que su formación "nunca" recurrió a esa vía y que los decretos leyes que aprobaron los Gobiernos populares obedecían a razones "de urgente necesidad" y no incluían cuestiones que generaran polémica entre los distintos partidos.

Ante las acusaciones del PSOE de que el único partido que ha acudido "dopado" a las elecciones es el PP, por sus presuntos casos de corrupción, Casado recordó la trama de financiación irregular del PSOE en la Comunidad Valenciana. "Yo sí puedo hablar porque sí que me hago responsable de todos mis actos y de lo que haga el PP desde que soy presidente", dijo.

Ayuda a las mujeres

Además, a tres días de las protestas del 8-M, el presidente del PP anunció que ampliará el complemento en la pensión a las mujeres trabajadoras con un hijo y lo situará en un 2%. Este complemento se une al ya aprobado por el anterior Gobierno del Partido Popular, gracias al cual medio millón de mujeres han visto incrementada su pensión en hasta un 15% por haber tenido dos o más hijos, según fuentes populares.

En este sentido, Casado subrayó que el compromiso del PP con la conciliación, la maternidad y las familias, al tiempo que ha asegurado que "la igualdad real está basada en la autonomía de tener un empleo".

Acuerdo PP-Foro

PP y Foro sellaron este martes en Oviedo su acuerdo para concurrir juntos a las elecciones generales de abril e iniciar así, en palabras del líder nacional de los populares la "reconquista del constitucionalismo" y de las libertades y derechos de todos los españoles, sin imposiciones.

"La reconquista del constitucionalismo, la concordia y el sentido común en el Gobierno empieza hoy con este acuerdo de coalición, un acuerdo imprescindible, con demandas legítimas y justas" en materia de infraestructuras, empleo, financiación, familia o servicios sociales, subrayó, tras recibir un "compromiso de lealtad" por parte de la presidenta de Foro Asturias, Carmen Moriyón, que estuvo acompañada por su vicepresidente, Francisco Álvarez-Cascos.