Muere una mujer de 46 años tras comer en un restaurante valenciano de lujo

La mujer y su familia comieron el menú degustación del restaurante RiFF, con una estrella Michelin.

LD/Agencias | 2019-02-19

La Consejería de Sanidad valenciana ha abierto una investigación para esclarecer las causas del fallecimiento, el pasado domingo, de una mujer de 46 años que murió tras haber comido en un restaurante de Valencia. Su marido y su hijo, de 12 años, también enfermaron y, además, se han detectado otros siete casos de personas afectadas pero con síntomas leves que evolucionan favorablemente.

Así lo ha confirmado la consejera de Sanidad, Ana Barceló, quien ha lamentado la muerte de la mujer y ha recalcado que "se ha puesto en marcha todo el protocolo" que se aplica en estos casos. En este sentido, ha detallado que "se ha hecho una primera inspección en el establecimiento y parece que todo está normal y ahora se realizarán las pruebas analíticas a los productos alimentarios".

Los enfermos presentaron síntomas –vómitos y diarrea– el día 16 de febrero, sábado. Dos de ellos, padre e hijo –este último un menor de 12 años–, evolucionaron bien y se recuperaron. Sin embargo, el tercer caso, una mujer de 46 años, con vómitos profusos, falleció en la madrugada del sábado al domingo en su domicilio.

Los tres casos presentaban el antecedente común de consumo de alimentos en el restaurante Riff de Valencia el sábado día 16 a mediodía. Además, en la investigación que se está realizando se han detectado otros siete casos con sintomatología muy leve, principalmente vómitos y con buena evolución, probablemente relacionados con el mismo restaurante. Estas personas evolucionan favorablemente.

Inspectores de seguridad alimentaria realizaron el día 18 de febrero una inspección y recogieron muestras de algunas materias primas y alimentos que formaban parte del menú degustación, que se están analizando actualmente, apuntan.

La información la ha adelantado el diario Levante-EMV, que explica que la familia acudió a este restaurante "de lujo" a una celebración y pidió un menú degustación por lo que tomaron los mismos alimentos. Los tres sufrieron episodios intensos de vómitos y diarrea que la mujer no pudo superar.

El restaurante, cerrado hasta que concluyan las pesquisas

El restaurante permanecerá cerrado al público hasta que se puedan esclarecer las causas de lo ocurrido. Así lo asegura en un comunicado el titular del restaurante, Bernd H. Knöller, que añade que desde el primer momento ha prestado toda su colaboración para el esclarecimiento de los hechos.

El titular del Riff, con una estrella Michelin, señala en el comunicado que "de las primeras investigaciones e inspecciones realizadas se ha podido constatar que el restaurante cumple con todas las normas sanitarias estando a la espera del resultado de las pruebas realizadas".

"Con independencia del motivo que haya podido provocar esta situación, quiero trasladar mi profundo pesar por lo sucedido, esperando que en breve se puedan esclarecer todos estos hechos", añade.