Una mujer, convocada por primera vez para el curso de ascenso a general de las Fuerzas Armadas

Javier Arias Borque

Entre julio de 2019 y junio de 2020 podrĂ­a ser la primera mujer general de las Fuerzas Armadas.

J. Arias Borque | 2018-10-30

Las mujeres siguen abriéndose camino por méritos propios en las Fuerzas Armadas españolas. En el año en el que se cumple el 30 aniversario de su incorporación a la institución castrense, el Boletín Oficial de Defensa (BOD) ha convocado este martes por primera vez a una mujer para el curso de ascenso a general, el mayor empleo al que puede aspirar un militar, y que abre el camino al primer nombramiento de una mujer para este rango.

Se trata de la coronel Patricia Ortega, una auténtica pionera en eso de abrir paso a sus compañeras. No en vano, formó parte de la primera promoción con mujeres en la Academia General Militar de Zaragoza. Fue la primera mujer en ingresar en el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Tierra, la primera en ascender a teniente coronel –en el año 2009– y la primera en ascender al empleo de coronel –en el año 2015–.

En total, han sido 145 los coroneles del Ejército de Tierra, Armada, Ejército del Aire, cuerpos comunes de las FAS y Guardia Civil convocados para este "Curso de actualización para el desempeño de cometidos de Oficial General", que se iniciará en su fase no presencial el próximo 9 de noviembre y cuya fase presencial discurrirá entre el 21 de enero y el 15 de marzo de 2019 en Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional (CESEDEN) de Madrid.

Una vez aprobado el mencionado curso, el ciclo de ascenso en las Fuerzas Armadas está previsto que se realice entre el 1 de julio de 2019 y el 30 de junio de 2020. Es durante ese espacio temporal cuando se sabrá si Patricia Ortega se convierte en la primera mujer general de las Fuerzas Armadas, pues sólo un tercio de los coroneles que lo realizan son ascendidos finalmente.

La decisión final tendrá que ser ratificada por el Consejo de Ministros, aunque las tres mujeres que han dirigido el Ministerio de Defensa durante la democracia (Carmen Chacón, María Dolores de Cospedal y Margarita Robles) han manifestado en múltiples ocasiones su deseo de que una mujer llegue al generalato en los Ejércitos, algo que hasta ahora se resistía por los años de servicio que son necesarios para llegar hasta este rango.

Según los últimos datos facilitados por el Ministerio de Defensa hace apenas unos meses, en plenos faustos por el 30 aniversario de la mujer a las FAS, actualmente hay en la institución castrense 221 generales (todos hombres), 1.043 coroneles, de los que solo 3 son mujeres, y 3.096 tenientes coroneles, de los que 16 son mujeres.

Otras mujeres pioneras en las FAS

La vocación y el compromiso de las mujeres desde que ingresaron en las Fuerzas Armadas hace treinta años ha hecho que se vayan superando hitos a lo largo de este tipo. En 1992, la soldado María Reyes Mendoza Trujillo se convirtió en la primera mujer paracaidista. En 2005, la entonces teniente de navío Esther Yáñez González-Irún, hoy capitán de fragata, fue la primera mujer en asumir el mando de un buque de guerra, el patrullero Laya.

En 2007, la teniente Rosa María García-Malea López, hoy capitán, pasó a ser la primera militar española piloto de caza. Diez años más tarde, en 2017, fue la primera mujer en formar parte de la Patrulla Águila. En 2016, la teniente coronel María Gracia Cañadas García-Baquero fue la primera militar en mandar una unidad de tipo Batallón: el Grupo de Artillería de Campaña (GACA) XII, en la base de El Goloso.

Ese mismo año, la teniente coronel médico Ana Betegón Sanzasumió llegó a la Jefatura de la Unidad Médica Aérea de Apoyo al Despliegue, con lo que pasó a ser la primera mujer al mando de una unidad operativa del Ejército del Aire.