El PP ayuda a Sánchez a zafarse del acoso de sus socios por la venta de armas

Mariano Alonso

El Grupo Socialista ha unido fuerzas con el PP en la Comisión de Defensa del Congreso para rechazar la paralización de la venta de armas. 

Míriam Muro | Mariano Alonso | 2018-10-23

Cuando la venta de armas a Arabia Saudi parecía una polémica superada para el Gobierno, que en septiembre tuvo que rectificar un globo sonda del Ministerio de Defensa sobre la paralización de un contrato con el reino saudita, el caso del periodista Jamal Khashoggi, asesinado en el consulado saudí en Estambul tal y como confirmaba este martes el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, la ha reabierto, justo coincidiendo con la negociación presupuestaria.

Los separatistas y los podemitas presionaban durante toda la mañana de este martes al Ejecutivo para que frene esa venta. Lo hacían los portavoces parlamentarios en declaraciones a los medios, pero también sus diputados en la Comisión de Defensa de la Cámara Baja. Una comisión en la que gracias al apoyo del PP, el PSOE ha conseguido que el Congreso rechace ese veto a la venta venta de armas a Arabia Saudí.

Con los votos a favor del PP y PSOE y la abstención de Ciudadanos y el PNV, se rechazaba la iniciativa de Podemos y los separatistas de imponer un embargo en la venta de armas a Arabia Saudí.

Podemos, ERC, PDeCAT y Compromís habían pedido al Ejecutivo que se "paralice la venta de armas". A través de las resoluciones que se presentaban este martes al informe de exportaciones de material de Defensa y doble uso en el ejercicio 2017, y también con una Proposición no de Ley de Compromís, solicitaban incluso que se revoquen los contratos de exportación que estuvieran en marcha, como el de Navantia en Cádiz.

El PSOE intentaba rebajar este asunto presentado una enmienda a la PNL de Compromís con el objetivo de eliminar el punto que habla de "embargar la venta de armas a Arabia Saudí". Una enmienda finalmente derrotada merced a esta nueva pinza entre el partido del Gobierno y el principal grupo de la oposición.

Merkel, el ejemplo a seguir para Iglesias, ERC y el PDeCAT

Antes de la comisión, los portavoces separatistas en el Congreso, Joan Tardá de ERC y Carles Campuzano del PDeCAT, se apoyaban en la postura impulsada por la canciller alemana, Angela Merkel, quien ha solicitado a sus socios de la Unión Europa la suspensión de la venta de armas a Riad, para presionar a Pedro Sánchez en esa dirección.

Apenas veinticuatro horas antes de que el presidente del Gobierno comparezca este miércoles en el pleno de la cámara baja para dar explicaciones sobre este asunto, a petición, precisamente, de ERC y de Podemos, Tardá y Campuzano le pedían que imitase a su homóloga germana. "Vamos a exigir al Gobierno español que, tal como han hecho otros gobiernos, tal como ha hecho la señora Merkel, de inmediato, paralice las ventas comprometidas" señalaba Tardá, mientras que Campuzano subrayaba lo "inequívoco" del mensaje de Merkel y afirmaba que "el Gobierno español no puede estar al lado del Gobierno saudí o al lado de Trump".

Campuzano aprovechaba también para señalar al ministro de Exteriores, Josep Borrell, una de las bestias negras del independentismo: "Nos preocupa esa ausencia del ministro Borrell, con otros ministros de Asuntos Exteriores, en una crítica dura a Arabia Saudita, en una exigencia de responsabilidades".

El propio Pablo Iglesias también tomaba a Merkel como referencia: "El pleno del Parlamento Europeo instó a primeros de mes a los gobiernos europeos a dejar de vender armas a esa dictadura. Lo hizo también Alemania. Esperamos que el PSOE recapacite", aseguraba el lunes el secretario general morado.