Qué cambios prepara la Champions

Las principales novedades de la Champions League supondrán una pequeña revolución. 

Libertad Digital | 2018-09-19

La UEFA prepara importantes novedades para la próxima edición de la Champions League que supondrán una pequeña revolución en el torneo continental más importante en Europa. La división de horarios en dos tandas o la posibilidad de realizar un cuarto cambio en caso de prórroga marcarán la temporada de una competición que, de momento, no utilizará el VAR en sus primeras rondas.

Los nuevos horarios

La hora de los partidos representa uno de los principales cambios de la temporada 2018-2019 en la UEFA Champions League, que este año patrocina Banco Santander y tiene como embajador al futbolista Ronaldo. El habitual horario de "20:45 hora española" se queda atrás y da paso a dos nuevas tandas de horarios. La idea es que los partidos se jueguen a las 18:55 y las 21:00 horas. De esta manera se pretende obtener más beneficios en la venta de los derechos televisivos. Hasta el momento, el horario era fijo y solo se adelantaban algunos de los partidos que se jugaban en el este de Europa como Rusia o Bielorrusia, en función de la época del año y las condiciones climatológicas. Con el nuevo primer horario se puede llegar a los mercados asiáticos y australianos, cuyo interés en el fútbol europeo está aumentando notablemente.

Las audiencias de la Champions están viviendo un crecimiento continuo y desde la organización continental se quiere responder a esta demanda. La última final entre Real Madrid y Liverpool, que significó la tercera Copa de Europa consecutiva del conjunto blanco, se emitió en 226 países y contó con una audiencia de 350 millones de espectadores. Se acreditaron 1.800 trabajadores de medios de comunicación; entre ellos 550 periodistas, 130 comentaristas y 160 fotógrafos. Con los cambios, la organización quiere llegar a un número de aficionados aún mayor.

Una sustitución extra en la prórroga

Otra de las novedades que aborda la Champions League para esta edición es la posibilidad de realizar un cuarto cambio en la prórroga. Con el Mundial de Rusia como referencia, la UEFA confirmó el pasado 5 de julio la entrada en vigor de esta nueva regla. En caso de tiempo extra, cada equipo podrá disponer de cuatro sustituciones, una más de lo habitual. Un equipo que haya realizado dos cambios durante los noventa minutos, podrá hacer dos sustituciones más si el partido llega a la prórroga.

En el Mundial de Rusia, un total de cuatro partidos se fueron a la prórroga y ninguno de los equipos dejó sin utilizar esa cuarta sustitución.

La nueva normativa también afecta al número de suplentes. Se podrá tener siete jugadores en el banquillo en todas las rondas hasta semifinales, mientras que en la final esta cifra se amplía a doce.

La incógnita del VAR

¿Habrá VAR en la próxima edición de la Champions League? Es uno de los cambios en los que trabaja la UEFA. De momento no se contempla el uso del vídeo arbitraje pese a que éste se ha generalizado entre la mayoría de grandes Ligas y ha salido muy bien parado del pasado Mundial de Rusia. Aunque la organización continental quiere incluirlo, hay ciertos impedimentos que imposibilitan poner la tecnología en marcha desde la fase de grupos. La carencia de árbitros con experiencia en esta tecnología y las condiciones de algunos estadios todavía no permiten esta opción.

Sólo ocho ligas europeas están ya funcionando con VAR: son España, Francia, Italia, Bélgica, Alemania, Polonia, Portugal y Turquía. No es el caso de la Premier League, considerada junto a la Liga el mejor torneo doméstico del mundo.

Ante esta situación, la UEFA estudia la opción de utilizar el VAR a partir de la ronda de cuartos de final. Así, los equipos que no cuenten con esta tecnología en su competición nacional y accedan a octavos deben empezar a preparar su infraestructura para ello.

El precedente del Mundial

Tras un año en Alemania e Italia como principal referente, el VAR tuvo su gran examen en el pasado Mundial de Rusia 2018. El vídeo arbitraje se utilizó en 440 acciones durante la Copa del Mundo, 335 de ellas en la primera fase. La mayoría de ellas fueron para verificar decisiones de los árbitros, como los goles, y no tuvieron incidencia en el desarrollo del juego. Durante esta primera ronda, en 18 ocasiones los árbitros que siguen el partido desde las pantallas de televisión tuvieron que intervenir para tomar una decisión. La más llamativa fue la de anular el penalti pitado sobre el jugador de Brasil Neymar Junior ante Costa Rica. El colegiado lo señaló y el VAR lo anuló.

En las siguientes rondas, la tecnología sirvió para revisar los goles y tuvo un papel protagonista en la final, en un momento que quedará guardado para la historia de los Mundiales. El árbitro solicitó ayuda ante las dudas de un posible penalti de Croacia por mano de Perisic y el vídeo le sacó de dudas. Finalmente la pena máxima fue señalada y anotada por Griezmann. Quizás ocurra lo mismo en la final de Champions de esta temporada.