¿Discriminación laboral? Trabajo apenas detecta 81 irregularidades tras 6.000 inspecciones

Los inspectores apenas constataron 81 infracciones en materia laboral en el último ejercicio disponible, equivalente al 1,4% de los casos analizados.

Libre Mercado | 2018-08-30

El discurso políticamente correcto sostiene que las mujeres ocupadas en España enfrentan una situación laboral de franca desventaja. Leemos a menudo que los hombres ganan un 20% más, pero un análisis mínimamente riguroso de los datos revela que este tipo de titulares son erróneos porque no compara situaciones laborales idénticas.

En cualquier caso, más allá del análisis económico, hay una herramienta infalible para conocer cuál es la situación legal del empleo en España: las campañas que coordina cada año el cuerpo de Inspección del Ministerio de Trabajo. Ya están publicados los datos correspondientes al ejercicio 2016, de modo que tenemos datos relativamente recientes para hablar de esta materia.

De acuerdo con la Memoria del Plan de Actuación 2016 que estudia el cumplimiento de la normativa en materia de igualdad efectiva entre hombres y mujeres, se realizaron 4.414 actuaciones de inspección. Las distintas investigaciones buscaban detectar casos de discriminación por razón de sexo, episodios de acoso sexual, ausencia de planes de igualdad en las empresas, situaciones de acoso discriminatorio, ausencia de garantías para la conciliación o escenarios discriminatorios en la negociación colectiva.

El primer epígrafe concentró 1.358 actuaciones, mientras que el segundo recibió 628 pesquisas. Al tercero se dedicaron 887 indicaciones, mientras que al cuarto, quinto y sexto se reservaron 204, 640 y 697 inspecciones. Sobre ese total de 4.414 revisiones laborales, el total de casos en los que se encontraron infracciones apenas ascendió a 63.

¿Qué significa esto? En términos porcentuales, esas 63 situaciones irregulares suponen apenas el 1,4% del total de 4.414 actuaciones de inspección. Según los datos del Ministerio, las infracciones fueron sancionadas con distintas multas que generaron 370.000 euros de recaudación, a razón de algo menos de 6.000 euros por caso detectado.

En paralelo, Trabajo conduce distintas actuaciones ligadas a la protección de la maternidad y la lactancia o a garantizar la no discriminación por razón de sexo en los procesos de acceso al empleo. En el primer caso, se dieron 1.279 actuaciones, pero solo se detectaron una docena de infracciones y requerimientos administrativos. En el segundo caso, Trabajo condujo 283 inspecciones y sancionó seis episodios. Porcentualmente, el peso de las irregularidades sobre el total de casos estudiados apenas llegó al 0,9% y al 2,1%, respectivamente.

Si combinamos el primer conjunto de materias de análisis con el segundo y el tercer epígrafe, encontramos que el Informe Anual de la Inspección de Trabajo recoge un total de 5.976 investigaciones que resultaron en la constatación de 81 infracciones.Por tanto, el saldo total apunta a un 1,4% de infracciones.

Es importante señalar, eso sí, que la Memoria de 2016 no aclara si hablamos de casos de discriminación contra el hombre o la mujer. En anteriores ediciones sí se hacía esta distinción y, por lo general, los porcentajes arrojaban un cierto equilibrio, con tasas algo más elevadas en el caso de las mujeres.