Bancos de medusas extremadamente urticantes se aproximan a la costa española

Bancos de medusas luminiscentes han desatado la alarma en la costa de Castellón, aunque se espera que la plaga sea sólo temporal. 

Libertad Digital | 2018-05-09

Tras la alarma que desató la presencia de la carabela portuguesa hace unas semanas, la costa de Castellón se enfrenta a una nueva plaga de medusas. En esta ocasión, se trata de pelagias noctilucas o medusas luminiscentes y su picadura es muy fuerte. Son de color entre rosa y violeta y su diámetro puede llegar a los veinte centímetros.

La aparición de bancos de esta medusa, la segunda más urticante del mar Mediterráneo, puede deberse a la acción del viento y de las corrientes y a la ausencia de predadores. En caso de picadura, se recomienda lavar la zona con agua salada, nunca con agua dulce, y quitar los restos del animal con pinzas evitando frotar la piel. Además de escozor, el bañista puede sufrir mareos, dolor de cabeza, fiebre y vómitos.