AliExpress y el comercio electrónico chino amenazan con destronar a Amazon

Cristina Vega Sanz

En 2017, AliExpress facturó 1.234 millones de euros y envió cerca de 17 millones de productos.

Cristina Vega | 2018-05-06

A Amazon, la compañía de Jeff Bezos, el rey del comercio electrónico, más le vale estar alerta porque su gran competidor chino le está comiendo terreno. AliExpress, fundada en 2010, no vende sus propios productos, sino que pone en contacto a compradores y vendedores de todo el mundo. La plataforma online opera en más de 200 países y dispone de página web en cinco idiomas (sí, también en español).

En 2017, AliExpress facturó 1.234 millones de euros y envió cerca de 17 millones de productos, la segunda compañía del comercio electrónico según el ranking Top 300 publicado por la revista eShow. Sin embargo, la lista sitúa todavía en primer lugar a Amazon que facturó 4.241 millones y envió más de 53 millones de productos.

Sin lugar a dudas, AliExpress conoce la receta del éxito, pero no habría llegado tan alto sin el respaldo del grupo Alibaba del que es miembro. Este gigante asiático incluye otras tiendas online como Taobao, 1688, alimama y TMALL, aunque estas solo operan en China. Alibaba sigue expandiéndose y no rechaza abrirse a otros mercados como el de las agencias de viajes con Fliggy, los servicios informáticos con Alibaba Cloud y la comunicación en el ámbito empresarial con Ding Talk. A pesar de la multitud de empresas que incorpora el grupo chino, AliExpress sigue siendo su mejor baza a nivel internacional.

alibaba.jpg
Alibaba Group, el gigante asiático | Alibaba

Su página web permite buscar cualquier producto que el cliente desee porque una de las ventajas de esta plataforma es que pueden encontrarse todo tipo de artículos ordenados por categorías. Desde ropa, juegos de mesa, ordenadores, maquillaje y equipamientos deportivos hasta otros objetos menos comunes como cabello humano, colgantes con micros ocultos o extraños complementos para el smartphone. Como dice el dicho, en la variedad está el gusto.

El talón de Aquiles de AliExpress

Sin embargo, hasta que cualquiera de estos productos llegue a su comprador pueden pasar días, semanas o meses, y es que el tiempo de envío es uno de los mayores problemas de la compañía. Puede que un cliente de AliExpress se cambie de móvil antes de que le llegue aquella funda que pidió para su modelo antiguo.

Otro obstáculo al que se enfrenta la empresa y que está luchando por solucionar es la presencia de falsificaciones entre sus productos. En una entrevista con Libre Mercado, Pello Zúñiga, director de marketing de AliExpress España, aseguraba que están "completamente en contra de productos que puedan atentar contra la propiedad intelectual de terceros" y aludía a su activa colaboración "con marcas e individuos de todo el mundo para detectar, investigar y retirar los productos que sean imitaciones".

A pesar de este talón de Aquiles, AliExpress se sitúa por encima de otras webs de comercio electrónico chinas que también operan en nuestro país como Wish, MiniInTheBox.com, Banggood o Dealextreme.