El nuevo entrenador de Ibrahimovic: "Zlatan no es un mortal normal"

El sueco, flamante fichaje de los Galaxy, podría debutar en la MLS este sábado en el derbi de Los Ángeles.

Libertad Digital | 2018-03-29

Zlatan Ibrahimovic está listo para debutar este sábado con su nuevo equipo de Los Angeles Galaxy, en el derbi de la ciudad californiana ante Los Angeles Football Club, en partido correspondiente a la quinta jornada de la Conferencia Oeste de la Major League Soccer (MLS) estadounidense.

El sueco, que la semana pasada se desvinculó del Manchester United para continuar su dilatada carrera en la liga norteamericana, no será titular ante Los Angeles FC, pero sí tendrá algunos minutos casi con total seguridad, según ha dejado entrever su nuevo entrenador, el técnico alemán nacionalizado estadounidense Sigi Schmid.

"Estamos hablando de Zlatan Ibrahimovic, no de un mortal normal. Él te dirá lo mismo, es un jugador al que le encanta competir. ¿Está para jugar los 90 minutos el sábado? No. ¿Jugará algunos minutos en el partido? Probablemente", aseguró Schmid, que dirige a Los Angeles Galaxy desde el pasado verano, afrontando así su segunda aventura con el equipo californiano.

Cabe destacar que Ibra, de 36 años, se ha rebajado de forma considerable el sueldo —cerca de un 95 por ciento— para jugar con los Galaxy: de cobrar 21 millones de euros por temporada con el United, en su nuevo equipo pasará a percibir sólo 1,2 millones. Y es que en la MLS cada franquicia sólo puede superar el salario de 4 millones de euros en tres jugadores, un cupo que ya tenía cubierto la entidad angelina. Los elegidos en ese sentido son dos exfutbolistas del Villarreal, los hermanos mexicanos Jonathan y Giovani Dos Santos, y el frances Romain Alessandrini.

Ibrahimovic, que cumplirá 37 años el próximo mes de octubre, da el salto al otro lado del Charco para militar en su noveno club tras haber vestido anteriormente la camiseta del Malmoe, Ajax de Ámsterdam, Juventus de Turín, FC Barcelona, Milan, París Saint-Germain y Manchester United.

En total, el sueco ha ganado 32 títulos a lo largo de sus casi 20 años de carrera, entre los que destacan la Europa League con los Diablos Rojos, un Mundial de Clubes con el Barcelona y 11 ligas. Eso sí: su gran espina es no haber podido conquistar nunca la Champions.