Un turoperador pone fin a las locas carreras y trifulcas de los turistas por las hamacas

Elena Berberana

Thomas Cook lanza en Canarias el servicio "Elija su hamaca favorita"

Elena Berberana | 2018-02-04

Nadie podría creer que irse de vacaciones podría ser tan estresante. Intentar coger una hamaca en muchos de los hoteles de las Islas Canarias es toda una hazaña. Carreras, caídas, madrugones, lanzamiento de toallas y discusiones se convierten en la rutina habitual de los turistas británicos. Desde las cinco o seis de la mañana hacen cola hasta que las puertas de acceso a la piscina se abren y, como si de una película de terror se tratara, todos enloquecen y como alma que lleva el diablo saltan a las hamacas como si no hubiera un mañana. Porque no lo hay. Al día siguiente, la loca operación se repite. Y así, día tras día. Pero, ojo, ha llegado Thomas Cook, el turoperador que puede acabar con el sufrimiento de los turistas. La guerra por las tumbonas podría llegar a su fin.

El nuevo servicio pionero de Thomas Cook en tres hoteles permite a los turistas elegir su hamaca por 25 euros al día. De momento, se probará en tres hoteles de Lanzarote, Gran Canaria y Fuerteventura. El invento ha tenido una gran acogida entre los turistas británicos tan amantes de nuestro país. Serán los primeros en disfrutar de esta nueva fórmula de turistear, disponible a finales de febrero de 2018. No obstante, será una prueba piloto que se pondrá en marcha en tres hoteles de las marcas propias de Thomas Cook: El Sentido Aepoura Lanzarote, el Sunprime Atlantic View de Gran Canaria y el Sentido Buganvilla en Fuerteventura. Los hoteleros también están encantados, ya que evitan así "situaciones desagradables entre los clientes".

Desde el touroperador anuncian que las vacaciones en paquetes tradicionales "son cosas del pasado". Los turistas solicitan personalizar su tiempo de ocio combinando elementos que se adapten mejor a sus necesidades. Y eso mismo ofrece la empresa turística.

Como si de un avión o autobús se tratase, al más puro estilo Rynair o Vueling, el viajero podrá pinchar a través de la página web del hotel el lugar que desea por 25 euros. Más cerca de la piscina, cerca del bar, al sol o la sombra y, lo que es más importante, al lado de los suyos. Según cuenta Kevin, un turista londinense, "ahora puedo estar al lado de mi pareja, antes ella se encontraba en una punta de la piscina y yo en la otra, por no hablar de las tres horas de espera para poder tener una hamaca". La lucha por las tumbonas afectaba también a las familias, teniendo que separarse de sus hijos y vigilarlos a varios metros de distancia entre hamaca y hamaca.

De momento, habrá que esperar si la brillante ocurrencia funciona, aunque en vista de lo que en el siguiente video aparece, estamos seguros de que Thomas Cook ha acertado.

hqdefault.jpg