Rafa Nadal respira: tres semanas de lesión y calendario intacto

David Vinuesa

El tenista manacorí tiene una lesión de grado I en el psoas-ilíaco. Su preocupación ha disminuido al ser un problema menor de lo esperado. 

David Vinuesa | 2018-01-24

Rafa Nadal salió de la pista central del Open de Australia con dos sensaciones negativas en su cabeza. La primera, lógica, de resignación y rabia por tener que retirarse por lesión y no poder alcanzar las semifinales del primer Grand Slam del año. La segunda, mucho más preocupante que un simple título en juego, tenía que ver con la realidad de su lesión. Rafa notaba que su pierna derecha no funcionaba. Estaba bloqueada y su preocupación era evidente ante una posible lesión de gran magnitud.

Finalmente, Rafa Nadal ha pasado pruebas en Melbourne y puede estar más que satisfecho con el resultado dentro de lo malo que es lesionarse en cualquier momento de la temporada. El número 1 del mundo tiene una lesión de grado I en el psoas-ilíaco de su pierna derecha. En principio estará tres semanas de baja y llegaría justo al torneo de Acapulco. Si eso pasa, su calendario personal no sufriría variaciones. La cita mexicana arranca el 25 de febrero.

¿Qué es exactamente el psoas-ilíaco que ha frenado la marcha de Nadal en Australia? Su acción primaria es la de flexionar la cadera homolateral y la columna lumbar estabilizando así la postura erguida y la cadera. Cuando un deportista sufre una lesión de estas características nota un dolor lumbar vertical y también la presencia de molestias importantes en la ingle y la cara anterior y posterior del muslo. De ahí la falta de estabilidad que notó Nadal durante su partido de cuartos ante Marin Cilic.

Nadal tendrá que afrontar un parón de casi 15 días en su preparación para posteriormente empezar a aumentar la carga de trabajo para volver a las pistas en condiciones de ofrecer su mejor versión. Lo más importante es que la lesión no es grave y tendremos Rafa Nadal para rato esta temporada.