Cataluña puede vivir esta semana la salida de más empresas, valoradas en 28.000 millones

Diego Sánchez de la Cruz

En el aire, el futuro de Abertis, Cellnex, Catalana Occidente o Renta Corporación. 

Diego Sánchez de la Cruz | 2017-10-09

Malas noticias para los independentistas catalanes. Aunque los próceres del separatismo defendieron con ahínco que su agenda política no se iba a traducir en un fiasco económico, los últimos años han estado marcados por un incesante goteo de empresas que han sacado su sede de la región mediterránea y se la han llevado a otros territorios del Reino de España.

La semana pasada se anunció la deslocalización de empresas cotizadas como Gas Natural, CaixaBank, Sabadell, Dogi, Oryzon, Service Point o Renta Corporación. Con anterioridad, compañías como Grifols, Naturhouse o NH Hoteles habían marcado el camino. En total, el éxodo de estas empresas supuso la salida de empresas con un valor bustátil de 85.813 millones, que equivalen al 40,5% del PIB catalán.

Pero la estampida que desencadenó el 1-O fue solo el principio. Durante la semana que empieza podemos ver nuevos movimientos empresariales. La mirada está puesta en firmas como Abertis y Cellnex, que ya han avanzado sus intenciones de salir de Cataluña para evitar la inseguridad jurídica. La capitalización de ambas empresas asciende a 17.098 y 4.396 millones de euros, respectivamente.

El grupo de concesiones Abertis enfrenta un momento complejo, pues está en un proceso de OPA por parte de la italiana Atlantia. Algo más fácil lo tiene la filial de telecomunicaciones Cellnex, también cotizada en el Mercado Continuo. La decisión final estará influenciada por la presión de Criteria Caixa, el holding empresarial de CaixaBank.

También la aseguradora Catalana Occidente apunta que está dispuesta a salir de Cataluña, una decisión que la compañía justifica apelando a la necesidad de operar "con normalidad, en un marco estable y en un entorno de seguridad jurídica y económica". La cotización de la firma asciende a 4.016 millones de euros.

Pero también esta semana puede haber novedades en el grupo Renta Corporación. La compañía inmobiliaria, que se especializa en la compra, rehabilitación y venta de edificios, ha apuntado que su prioridad es "preservar los intereses de accionistas, inversores y trabajadores". En bolsa, la capitalización de Renta Corporación alcanza los 94 millones de euros. Idéntico camino puede andar otra inmobiliaria de gran tamaño. Hablamos de Colonial, que también ha reconocido que está planteándose el traslado de su sede social a otra comunidad autónoma. La capitalización bursátil de la compañía alcanza los 3.022 millones de euros.

De modo que, en el caso de que se materialicen estas salidas, Cataluña puede vivir esta semana la salida de cuatro empresas cotizadas que atesoran un valor bursátil de 28.626 millones. Si sumamos esta cifra a las deslocalizaciones ya confirmadas, estaríamos ante un éxodo de 114.439 millones. De modo que la factura total rondaría el 50-55% del PIB catalán.

Empresas no cotizadas, ¿por el mismo camino?

Pero la corriente deslocalizadora no solo alcanza a las empresas cotizadas.