Cuando ahorrar va más allá de los los depósitos y los planes de pensiones

La vivienda está considerada como un valor de inversión refugio en España. 

Libre Mercado | 2017-06-23

Con los tipos de interés en mínimos históricos, los depósitos bancarios han dejado de ser la opción favorita de los ahorradores más conservadores. Su rentabilidad es insignificante, y cuando ofrecen intereses un poco más atractivos, lo hacen a condición de grandes vinculaciones con la entidad.

En el caso de los planes de pensiones, hay que tener en cuenta la iliquidez del producto, ya que no se puede retirar el dinero cuando se quiera salvo casos puntuales. Tampoco hay que olvidarse de las comisiones y los altos impuestos que se pagan cuando se rescatan.

Pero estas no son las únicas alternativas a las que pueden optar los ahorradores. Aunque la vivienda también está considerada como un valor de inversión refugio,las grandes cantidades de dinero que se requieren para adquirir una casa no son aptas para todos los bolsillos. Por ello, la empresa española Housers es pionera en una opción de ahorro e inversión en este sector que está triunfando dentro y fuera de nuestro país.

El método de esta compañía permite a los ahorradores invertir en parte de una vivienda a través de crowdfunding, un sistema también conocido como financiación en masa.

La plataforma rastrea los inmuebles a la venta en España y selecciona los que tienen mayor capacidad de revalorización y ubicaciones estratégicas. Una vez seleccionados, ofrece a sus usuarios la posibilidad de invertir aportando la cuantía que deseen desde 50 euros junto a otros compradores. Tras realizar la compra, los nuevos dueños comienzan a recibir una rentabilidad mensual por su puesta en alquiler y su posterior venta. Para conocer todos los detalles de su catálogo de propiedades, los ahorradores solo tienen que registrarse en la plataforma de forma gratuita y sin ningún compromiso.

Desde que se creara la plataforma hace 2 años, ya se han adquirido más de 100 inmuebles mediante este sistema, de los que 81 están ubicados en Madrid, 10 en Barcelona, ocho en Valencia, dos en Palma de Mallorca, uno en Marbella y otro en Milán (Italia). Por tanto, se trata del mayor número de proyectos inmobiliarios que reúne una comunidad de crowdfunding inmobiliario en el sur de Europa. Actualmente, está buscando inversores para dos pisos en la capital y otro en Valencia.

Además, la compañía ha completado su inscripción en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) como Plataforma de Financiación Participativa (PFP). Ya el pasado mes de mayo, la CNMV dio el visto bueno a Housers y la convirtió en la primera plataforma de inversión inmobiliaria autorizada.

Contenido patrocinado.