El Círculo de Empresarios pide que España copie la reforma de las pensiones que Suecia aprobó en los 90

Domingo Soriano

La asociación toma como modelo el sistema del país nórdico, que incluye cuentas nocionales y un complemento de ahorro individual.

D. Sánchez de la Cruz | D. Soriano | 2017-02-10

El sistema público de pensiones necesita una reforma. En esto parece haber un extraño consenso en la sociedad española. Lo que no está tan claro es qué tipo de reforma. Las propuestas se suceden. Aunque la mayoría, más que una reforma en profundidad, lo que piden es aplicar retoques al actual modelo.

El Círculo de Empresarios acaba de publicar un informe con el que pretende impulsar una reforma del sistema de pensiones "que asegure la cohesión y el equilibrio intergeneracional". La agrupación espera que el documento ayude a "reformular el sistema, adaptándolo a la realidad social, demográfica y económica del país", con el objetivo de "garantizar pensiones dignas a los pensionistas actuales y futuros".

En este sentido, el informe apunta que es necesario caminar hacia "un sistema mixto, de reparto y capitalización", ya que un modelo así será "más transparente, más justo, más equitativo y más sostenible". Aquí hay una novedad: el Círculo retoma parcialmente la idea de la capitalización de las pensiones, una propuesta que esta organización ya defendió en los años 90 de la mano de José Piñera. Este sistema se basa en el ahorro privado del trabajador, que recibe parte de sus cotizaciones sociales en una cuenta personal que luego invierte durante su vida activa, según el perfil de riesgo deseado. De esta manera, el planteamiento del Círculo se articula en torno a dos grandes ejes: un modelo público de reparto que garantice unas pensiones mínimas a todos y una pata de ahorro privado que permita a cada trabajador disfrutar de las ventajas de la inversión y el ahorro (y que es suyo y de sus familiares, pase lo que pase).

Según el documento del Círculo, hay dos grandes razones para dar este paso:

Como apuntábamos ayer, con el actual modelo, la tasa de sustitución de las pensiones públicas pasará del 80% de la actualidad a apenas el 60% en 2030 y poco más del 50% en 2040-50. Así el pensionista del año 2040 cobrará una prestación equivalente a la mitad de su sueldo. Y la pregunta es: ¿cómo complementar esta pensión para alcanzar unos ingresos similares a los de su vida laboral? Y la respuesta que se da el Círculo es con ahorro privado proveniente de este modelo de capitalización. Por cierto, un modelo muy habitual en el resto de Europa y en otros países ricos. Además, no hay una única forma de plantearse esta alternativa: se puede hacer con un modelo como el holandés, con un sistema de ahorro obligatorio para todos los trabajadores, como esquemas voluntarios, ligados a planes de empresa o sectoriales… Sin ir más lejos, en Holanda disfrutan de la mayor tasa de sustitución de la UE con un sistema en el que la mayor parte de la pensión depende del ahorro que cada trabajador ha ido acumulando en su vida activa.

La solución del Círculo

Con esta idea en la cabeza, el Círculo propone dos reformas en una. La primera, a corto plazo, busca resolver la actual situación de insostenibilidad financiera de la Seguridad Social, que desde hace años tiene ingresos inferiores a sus gastos (un agujero que, además, es creciente). La segunda reforma ataca los problemas del largo plazo y se enfrenta a los retos demográficos que España afrontará en un futuro mucho más cercano del que nos imaginamos.

De esta manera, a corto y medio plazo, el Círculo aboga por adoptar las siguientes medidas que afectan al gasto del actual sistema:

En lo tocante a los ingresos, se plantean las siguientes reformas:

La segunda parte de la propuesta del Círculo tiene que ver con el largo plazo. Aquí es donde los autores proponen incluir el modelo de capitalización, no tanto porque haya que esperar mucho a la aprobación del mismo, como porque cuanto antes de haga, antes se notarán sus efectos: