'La Mañana' de TVE invita a un comunista para explicar economía mientras veta a un liberal

Eduardo Garzón ha acudido en varias ocasiones este mes para hablar de economía al programa La Mañana de la 1 que presenta María Casado. 

Libre Mercado | 2017-01-20

Parece ser que TVE ha dejado de ser la televisión "de todos", al menos, en cuanto a los expertos que acuden a sus programas, porque en lo referente al sustento de sus cadenas, sigue siendo obligatorio para todos los contribuyentes.

El último hecho llamativo del modus operandi de la principal televisión pública española ha ocurrido en el magazine La Mañana de la 1 que presenta María Casado. El pasado martes, Casado invitó a su programa a Eduardo Garzón para hablar de la hucha de las pensiones. Garzón es economista y hermano del coordinador general de Izquierda Unida y portavoz adjunto de Unidos Podemos, Alberto Garzón, además de asesor de Ahora Madrid en el Ayuntamiento de Manuela Carmena.

En su última intervención, aseguró que las alertas sobre el agotamiento del sistema público de pensiones es una especie de estrategia para "meter miedo" en favor de los sistemas privados de pensiones.

El pasado 2 de enero, Eduardo Garzón también acudió al programa matinal para hablar sobre el incremento de precios (gas, electricidad, combustible...) a lo largo de 2017. Sus aportaciones no las hace en la mesa de la tertulia, a Garzón le otorgan su propia pantalla a modo de pizarra.

El veto a Juan Ramón Rallo

Aunque no deja de ser curioso que TVE, bajo el Gobierno del PP, invite a plató a un comunista para hablar sobre economía, todavía lo es más teniendo en cuenta el veto que sufrió en 2014 el economista liberal Juan Ramón Rallo, colaborador de esta casa, en ese mismo programa. Entonces, su presentadora era Mariló Montero. Nada más conocerse la colaboración de Rallo con el programa, UGT y diversos personajes de la izquierda se lanzaron en tromba para pedir su expulsión.

Los motivos que esgrimía el sindicato de la TV pública se debían a que Montero estaba "entregando nuestro espacio y la poca audiencia que nos queda a la voz de quien le niega a la rtv (sic) pública su sentido, su existencia y su futuro". Desde UGT, aseguraban que la televisión pública está "comprometida por mandato constitucional con valores como la PLURALIDAD". Sin embargo, parece que incorporar una voz liberal no es pluralidad, sino optar "por una voz marginal por extremadamente extrema, la derecha a la derecha de la derecha, el enemigo número uno de las radio televisiones públicas y de todo lo que huela a público".

La campaña de la izquierda tuvo el efecto deseado. Rallo sólo llegó a acudir un día al programa de TVE y después se suspendió su colaboración. Mariló Montero se mostró en desacuerdo con esta decisión. Y todo ello, cabe recordar, bajo el Gobierno del PP con mayoría absoluta.

Eduardo Garzón no ha querido confirmar a este periódico si sus apariciones televisivas se deben a un hecho puntual o si ha llegado a algún acuerdo con la cadena. "Me reservo la respuesta", ha declarado. Por otro lado, en el programa de María Casado niegan que sea un fichaje. "Es solo un invitado que acude de manera eventual. Si quiere, volverá", aseguran.