Alain 'el deseado' se queda a las puertas de la final de 'Gran Hermano 17'

El francés le ganó la batalla a Adara, una de las favoritas, pero no ha podido con los otros cuatro finalistas.

Chic | 2016-12-09

Ya sólo quedan cuatro. Alain fue el semifinalista expulsado en la gala 14 de Gran Hermano 17 por decisión de la audiencia, una expulsión muy criticada en redes sociales por lo igualados que resultaron los porcentajes la semana pasada en su duelo con Adara y lo claro que ha resultado en esta. El francés es uno de los concursantes menos polémicos de esta edición y será recordado por vencer a la que muchos consideraban favorita para ganar el reality. Sin embargo, su gran atractivo ha hecho suspirar tanto a ellos como a ellas dentro y fuera del concurso.

Demasiado ha durado Alain, que tachado como uno de los "muebles" oficiales de GH17, ha visto salir de la casa a compañeras tan fuertes como Adara, Clara o Bárbara, mientras él mantenía una cómoda plaza en la casa. El motivo, su relación con Meritxell. Aunque el francés residente en Valencia trató de mantener cierta distancia, finalmente se dejó llevar y terminó besándose y acurrucándose con la catalana bajo las sábanas.

No obstante, Alain reconoció por activa y por pasiva que aquello fue un error y a pesar del "acoso" de Meritxell, que lo ha perseguido por la casa durante semanas, él decidió poner punto y final a su historia.

Cuentas pendientes

El próximo jueves, Gran Hermano promete vivir una de sus galas más tensas y esperadas: el regreso de todos los concursantes expulsados a la casa de Guadalix de la Sierra para ajustar cuentas con los cuatro finalistas que aspiran ganar la final del 22 de diciembre: Miguel, Rodrigo, Bea y Meritxell.

En teoría todos ellos acuden para tratar de limar asperezas y solucionar conflictos que se han creado en el concurso, pero en la práctica se esperan duras palabras y algún que otro grito, algo habitual en esta edición.