Francia, el primer país del mundo en prohibir los vasos de plástico

Con esta medida el Gobierno francés prevé reducir los residuos. Hay materiales que tardan 500 años en degradarse.

LM/Agencias | 2016-09-27

Francia se ha convertido en el primer país del mundo en prohibir el uso de platos y vasos de plástico desechables. A través de una ley, el Gobierno francés ha establecido que para enero de 2020, toda la vajilla desechable sea fabricada con el 50% de materiales biológicos. La cifra subirá a 60% para enero de 2025.

La medida es una extensión de la Ley de Transición Energética para el Crecimiento Verde, una norma adoptada el año pasado con el objetivo de favorecer al medio ambiente.

Según la Asociación Francesa de Salud y Medio Ambiente (ASEF), 150 vasos de plásticos son desechados cada segundo en el país, 4.730 millones al año. Solo el 1% de ellos son reciclados.

Además, la composición de estos, a base de una mezcla de polipropileno o de poliestireno, hace muy difícil su reciclado. Según ASEF, hay plásticos en los vertederos que tardarán 500 años en degradarse.

La industria contraataca

Aunque la regulación francesa ha sido aplaudida por muchos, la industria ha estallado contra la idea de la ministra de Medio Ambiente, Ségolène Royal.

Pack2Go Europe, una asociación industrial que representa a los fabricantes de envases en Europa, ha denunciado que la medida viola la ley europea sobre el libre movimiento de bienes. La asociación ha requerido a la Comisión Europea el bloqueo de la normativa francesa y estudia tomar acciones legales contra el país.

En julio, Francia impuso una prohibición total sobre la distribución de bolsas de plástico en supermercados, una medida que ya está en marcha en varios países.