Fethullah Gülen: "Erdogan está transformando una monarquía parlamentaria en una presidencia ejecutiva"

El predicador turco acusado del intento de golpe de Estado de Turquía pide a Estados Unidos que se resista de "darle lo que quiere" a Erdogan.

Libertad Digital | 2016-07-26

Fethullah Gülen, predicador turco al que Recep Tayyip Erdoğan ha acusado de ser el culpable del intento de golpe de estado, publicó ayer un artículo de opinión en The New York Times en el que critica al presidente turco y se declara inocente de todo pensamiento o acción totalitario.

Fethullah Gülen, quien es considerado por el ministro de Asuntos Europeos turco como "más peligroso que Osama bin Laden", asegura en su escrito que "en Turquía, el cambio hacia una dictadura del gobierno de Erdogan está polarizando a la población en líneas sectarias, políticas, religiosas y étnicas, avivando a los fanáticos".

El clérigo turco, exiliado voluntariamente en Estados Unidos desde 1999, dice que su filosofía es "contraria a la rebelión armada" y "respeta los derechos de todos los ciudadanos independientemente de sus ideas políticas, religiosas, afiliaciones u orígenes étnicos".

"A lo largo de mi vida he denunciado pública y privadamente las intervenciones políticas en las políticas domésticas. De hecho, llevo décadas defendiendo la democracia. Haber sufrido cuatro golpes militares en cuatro décadas en Turquía, siendo sometido a acoso y cárcel erróneamente... no me gustaría que mis conciudadanos tuvieran que soportar tal calvario de nuevo. Si algún simpatizante de Hizmet se ha visto envuelto en el intento de golpe, traiciona mis ideales", denuncia Gulen.

Tras el intento de golpe alrededor de 70.000 personas han sido despedidas de sus puestos de trabajo, hecho al que Fethullah Gülen ve como la "transformación de una monarquía parlamentaria a una 'presidencia ejecutiva'". Añade que uno de los principales objetivos de Erdogan, por el cual esta haciendo "chantaje" al gobierno estadounidense, es "asegurarse mi extraditación, a pesar de no tener evidencias creíbles y sin tener perspectivas de un juicio justo. La tentación de darle a Erdogan lo que quiere es entendible, pero Estados Unidos se debe resistir".