Kirby Planet Robobot: Se lleva el rosa metalizado

HAL Laboratory vuelve a cambiarlo todo en el universo Kirby incorporando nada más y nada menos que robots gigantes a la ecuación.

Ricardo Martínez | 2016-06-12

Da gusto ver cómo, tras 25 años en el punto de mira, HAL Laboratory sigue despachando nuevas entregas de la franquicia Kirby de un nivel exquisito. La primera aventura del esférico héroe para 3DS, Kirby Triple Deluxe, sorprendió por su novedoso giro de tuerca al incorporar dos planos distintos a recorrer, aprovechando el efecto 3D de la portátil de Nintendo para dar rienda suelta a la creatividad de sus desarrolladores, además del espectacular poder especial de Kirby: la Hipernova. Un título que, debido a sus muchas bondades, supo destacar en el abultado catálogo de 3DS como uno de los plataformas más interesantes del pasado 2014. Dos años después, Kirby Planet Robobot llega a la doble pantalla de Nintendo como una extensión casi directa de Triple Deluxe: mecánicas prácticamente idénticas, semejante plantel de enemigos, las transformaciones de siempre… pero con un nuevo detalle sobre el que hacer girar todo el diseño de niveles: los robots.

Heredando el componente "explosivo" de la Hipernova de Triple deluxe, en Kirby Planet Robobot HAL Laboratory propone una trabajadísima colección de niveles en los que se alternan las partes clásicas de plataformeo Kirby: enemigos a derrotar, objetos que encontrar, transformaciones de todo tipo, etc. La dinámica de los escenarios cambiará radicalmente cuando encontramos los trajes robóticos, que otorgan mayor potencia física a la bolita rosa, capaz de golpear con más dureza y mover o destruir objetos de gran peso. La gran peculiaridad de estas armaduras robóticas radica en la capacidad de absorber, al igual que el propio Kirby, las habilidades de sus enemigos. Así, veremos robots con armas de fuego, de hielo, psíquicas, de filo… un sinfín de posibilidades que los profesionales de HAL Laboratory han sabido aprovechar de forma excepcional a través de los seis mundos que componen el mapeado del Modo Historia.

Como viene sucediendo en otros títulos de la saga Kirby, en Planet Robobot es posible superar varios niveles seguidos sin perder una sola vida. Es toda una tradición en esta franquicia desplazar el componente de dificultad a la etapa de juego posterior al Modo Historia: si bien los enemigos, jefes finales y puzles a resolver son bastantes sencillos, recuperar el 100% de chips y pegatinas es harina de otro costal. Además, conseguir estos extras desbloquea interesantes modos de juego extra que elevan el reto varios enteros y suman un buen puñado de horas a las 5-6 que dura el modo original. Además del simpático Desafíos 3D, el jugador encontrará el interesante Héroes Legendarios, una modalidad que permite disfrutar de partidas con hasta 4 jugadores, incluso en cooperativo local y con un solo cartucho. Como siempre, el fan más hardcore de la saga Kirby podrá enfrentarse al exigente Coliseo, en el que irán apareciendo jefes finales uno tras otro. Sin duda se trata de la opción de juego más exigente de todas, que demanda al jugador un control más pulido y meditado durante los combates en contraste con la dificultad mucho más suave del Modo Historia.

Juego tras juego, HAL Laboratory continúa puliendo su trabajo a la hora de desarrollar un nuevo Kirby. Es posible culpar al estudio de Nintendo de conservadores: Kirby Planet Robobot es un título sensacional, que aporta lo justo sin arriesgarse a innovar más allá de la zona de confort del equipo nipón. No obstante, es encomiable la labor de un estudio que tras 25 años consigue traer nuevos títulos protagonizados por Kirby de este altísimo nivel. Planet Robobot se perfila como uno de los plataformas más notables del año, y uno de los mejores del catálogo de 3DS. Encantador en lo técnico, con un apartado gráfico y sonoro a la altura del héroe rosa; novedoso en las mecánicas, con el nuevo componente "robots" que no deja de sorprender al jugador en ningún momento de la aventura.

La curva de dificultad es otra de sus bondades: el jugador menos experimentado podrá superar sin problemas el Modo Historia del juego, mientras que los amantes de los retos podrán ir a por los coleccionables y las opciones extra. Su extraordinaria rejugabilidad pone la guinda a un título desarrollado desde la dilatada experiencia de un estudio como HAL Laboratory, tremendamente expertos en el campo del género plataformas y que sabe poner en el mercado una joya tras otra.