Llegar y besar el santo: ficharon a mitad de temporada y ganaron la Champions

Sergio Valentín

En seis ocasiones se ha cambiado de entrenador a mitad de temporada logrando la Copa de Europa. Zidane podría ser el séptimo.

Sergio Valentín | 2016-05-27

Esta es la historia de seis entrenadores que hicieron historia en el fútbol. Seis técnicos que lograron lo impensable. Fueron un parche. Una tirita. Alguien a quien los clubes tuvieron que recurrir como medida desesperada. No eran la opción inicial pero a pesar de tomar las riendas del equipo a mitad de la temporada, con una plantilla que no habían confeccionado, fueron capaces de acabar en el cajón más alto de Europa, obteniendo la antigua Copa de Europa o la moderna Champions League. Esta es la historia de los seis entrenadores que llegaron y besaron el santo. Un club selecto que puede abrir sus puertas a un nuevo miembro; Zidane. Sólo le falta vencer al Atlético de Madrid en Milán.

Miguel Muñoz

El entrenador más laureado del equipo más laureado del mundo tuvo que iniciar su etapa en el banquillo del Real Madrid a mitad de temporada. Sustituyo al paraguayo Fleita Solich. Dirigió equipos y selecciones durante 62 largos años y sólo uno fue fuera de Sudamerica. Fue en el Real Madrid y no pudo concluir la temporada. En la última jornada de Liga, fue sustituido por Miguel Muñoz. El titulo doméstico fue para el Barcelona pero en Europa, el Real Madrid tuvo un camino brillante. Sólo perdió un partido, ante el Niza por 3 a 2. En la vuelta de los cuartos de final, el Real Madrid ganó por 4 a 0, en semifinales eliminó al Barcelona y la final, en Glasgow, fue estudiada en las escuelas de fútbol. Miguel Muñoz levantó la quinta Copa de Europa del Real Madrid tras vencer por 7 a 3 al Eintracht de Frankfurt. Cuatro goles de Puskas y tres de Alfredo Di Estefano.

Dettmar Cramer

A mediados de los años setenta, el Bayern de Munich dominaba en el viejo continente. Fue su mejor época. Lograron los mejores resultados con tres Copas de Europa consecutivas. Dettmar Cramer, leyenda del club alemán, ganó la Copa de Europa en 1975 y repetiría a la siguiente temporada pero su debut llegó a mitad de temporada tras la salida de Udo Lattek. Tras ganar la Copa de Europa del 74, no finalizó la siguiente temporada al fichar por el Borussia Moenchengladbach. Decían que ese Bayern de Munich se entrenaba sólo. Honnes, Breitner, Gerd Muller, Beckenbauer formaban la base de la selección alemana que se alzó con la Eurocopa de 1972. Cramer, que falleció en septiembre del año pasado, es una leyenda en el Bayern de Munich, pero también tuvo que comenzar a mitad de temporada.

Tony Barton

Tras la hegemonía del Bayern de Munich, el fútbol ingles tomo el testigo para dominar en Europa los seis próximos años. Desde 1977 a 1982, todas las Copas de Europa terminaban en vitrinas de clubes británicos. La última fue conquistada por el Aston Villa. Es curioso porque este club, recientemente descendido a la segunda división – Championship- sólo ha ganado una Copa de Europa en toda su historia y fue tras un cambio a mitad de temporada. El mítico Tony Barton sustituyó a Ron Saunders, quien renunció a su cargo debido a los malos resultados y a la poca implicación del equipo y de la afición. El club estaba en mitad de la clasificación tras haberse clasificado por primera vez en la Copa de Europa.

Nigel Spink, autor del único tanto en la final ante el Bayern de Munich, fue el héroe en el césped. Burton, con 44 años, lo fue en el banquillo. Fue un idilio corto porque su mala relación con el presidente provocó su destitución. Pese a ser un caso llamativo, el éxito del Villa y de Burton se recuerda dentro de la historia de la competición. Tony Barton murió en 1993 tras un infartó al corazón.

Raymond Goethals

Es curioso ver como historias imposibles de ver una vez, se repiten en más ocasiones. El Aston Villa sólo ha ganado una Copa de Europa en toda su historia y fue tras un cambio de entrenador a mitad de temporada. Le sucede exactamente igual al Olimpique de Marsella. Ganó la primera Champions League de la historia, en 1993, y tras un cambio en el banquillo en mitad del curso. El belga Raymond Goethals logró el primer trofeo europeo con un club francés al vencer en la final al Milán por 1 a 0.

El equipo italiano era dirigido por Fabio Capello y en aquella plantilla había jugadores como Tassotti, Costacurta, Baresi, Mandini, Albertini, Rijkarrd o Van Basten. Goethals les superó gracias a Deschamps, Desailly o el portero Barthez. Quizá por eso le apodaron "El brujo" o "Raymond, la Ciencia". Un gran estratega que falleció en diciembre de 2004.

Vicente del Bosque

El Real Madrid volvió a repetir el guión de Miguel Muñoz. Esta vez fue con el interino Vicente del Bosque que sustituyó a John Toshack. El conjunto blanco terminó quinto en la Liga pero consiguió la octava Champions League tras vencer 3 a 0 al Valencia en la final. Del Bosque cambió el sistema tras su ascenso al primer equipo y utilizó cinco defensas. Karanka, Heleguera e Ivan Campo como centrales, Michel Salgado y Roberto Carlos como laterales.

Esta edición de la Champions es recordada por el taconazo de Redondo en los cuartos de final ante el Manchester United, el gol de cabeza de Anelka ante el Bayern de Munich en las semifinales y la gran superioridad del Real Madrid en la final ante un Valencia que llegaba claramente como favorito. Vicente del Bosque, actual seleccionador de España, logró algo impensable por aquel entonces viendo el rumbo que había marcado el equipo en Liga. El entrenador español también lograría la novena Copa de Europa pero aun así, no se renovaría su contrato.

Roberto Di Matteo

Estuvo sólo ocho meses en el Chelsea. Llegó en marzo de 2012 para sustituir a Villas Boas y en noviembre de ese mismo año y tras haber sido renovado, fue cesado tras una serie de resultados negativos en la Premier League. Sin embargo, en esos ocho meses, consiguió que algún apostante se hiciera de oro porque nadie pensaba en el Chelsea como campeón de Europa.

El equipo inglés eliminó, ni más ni menos, al Barcelona en las semifinales. El equipo de Guardiola y Leo Messi sucumbió con el gol de Fernando Torres en el Camp Nou. La final se disputaba en el Allianz Arena, estadio del Bayern de Munich, el otro finalista. Fue uno de los desenlaces más inesperados que se recuerda. El Chelsea, que había llegado a la final con un técnico sin experiencia y un fútbol bastante simple, perdía 1 a 0 ante un rival superior que jugaba en casa. En el minuto 88, Drogba empató el partido para luego anotar el penalti decisivo tras la prorroga. Fue otra historia de amor fugaz sin lógica alguna. El Chelsea ganó la primera Copa de Europa de su historia como lo hicieron Marsella y Aston Villa. Millones de euros y grandes entrenadores como José Mourinho y no fueron capaces de lograr lo que hizo Di Matteo, cesado unos meses más tarde y que actualmente no dirige ningún equipo.