El PP retira "provisionalmente" la denuncia contra Carmena por la retirada de símbolos

La decisión se produce tras la rectificación anunciada por el ayuntamiento, y su compromiso de restituir algunos de los monumentos afectados.

LD/Agencias | 2016-02-03

El portavoz adjunto del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Íñigo Henríquez de Luna, ha exigido la dimisión de la delegada de Cultura y Deportes, Celia Mayer, por la retirada errónea de vestigios no franquistas y, si no se produce, han reclamado a la alcaldesa, Manuela Carmena, que la cese, al tiempo que ha avanzado que denunciarán a la regidora por presunta prevaricación si se llevan a cabo más retiradas antes de que se apruebe el Plan municipal de Memoria, previsto para el mes de abril.

Mayer afirmó este martes que desde este mes de febrero y hasta abril se iban a producir retiradas de vestigios. Henríquez de Luna ha explicado en rueda de prensa que van a dar "una oportunidad al Gobierno para que rectifique". Si no se restituyen las retiradas o se producen más antes de abril, el PP denunciaría a Carmena por prevaricación. Celia Mayer "no puede convertirse en una hooligang del Patio Maravillas", ha lanzado.

El PP ha registrado este miércoles por la mañana la petición de una comisión extraordinaria de Cultura, que podría celebrarse la próxima semana, con un único punto, la retirada de vestigios. El PP cuenta con el respaldo de PSOE y Ciudadanos. La retirada responde a "puro sectarismo y revanchismo ideológico para borrar la parte de la historia que no les gusta".

"Autorización verbal"

La comisión extraordinaria será el foro elegido para exigir a Mayer que presente los expedientes administrativos preceptivos que autorizaron la retirada aunque en el PP se temen que se hayan producido por una simple "autorización verbal" de la delegada. También le preguntarán por el coste económico de estas actuaciones y del contrato suscrito con la Cátedra de Memoria Histórica de la Universidad Complutense y los tres presupuestos preceptivos.

"Tenemos fundados indicios de que se ha ordenado de manera verbal (la autorización de las actuaciones) porque ayer (en el encuentro con la prensa) insinuó que no eran necesarios los expedientes justificativos. Si lo ha hecho sin expediente ha cometido una grave irregularidad administrativa. Esto no es Venezuela, donde dicen que hay que expropiar, esto es un Estado de Derecho y la capital de España", ha criticado.

Restitución

Los populares han exigido la restitución del homenaje a José García Vara, en el número 4 de la calle Arrieta, "asesinado en 1935", es decir, no sería aplicable la Ley de Memoria Histórica, como ya se ha hecho con la lápida dedicada a los ocho frailes carmelitas asesinados en 1936. Henríquez de Luna ha añadido que el monolito al Alférez Provisional está en el Barrio de los Jerónimos, un entorno BIC "cuya alteración requiere la aprobación de la Comisión de Patrimonio".

Y es que, como ha apuntado el edil, el Gobierno municipal "ha empezado a retirar símbolos ajenos a la aplicación de la ley", cuestión que podría suponer un delito de prevaricación y un "atentado a la ley de patrimonio histórico de la Comunidad". Tampoco entiende que se haya retirado el homenaje al Alférez Provisional en Recoletos pero se mantenga el monumento a las Brigadas Internacionales en Ciudad Universitaria.

"Exigimos a Celia Mayer y a Manuela Carmena que paralicen la aplicación unilateral de la ley de Memoria Histórica, que restituyan los símbolos retirados de manera unilateral y, si no esperan al plan, nosotros presentaremos la denuncia con carácter inmediato", ha remachado.

Ciudadanos denunciará ante la Comunidad

Por su parte, Ciudadanos sí denunciará esta retirada de vestigios. Pero lo hará ante la Comunidad de Madrid al "afectar al patrimonio de la ciudad. Y es que la portavoz de Ciudadanos en el consistorio madrileño, Begoña Villacís, considera que el procedimiento penal no es el adecuado para este caso pero sí la vía administrativa. Las responsabilidades pedidas podrían conducir "a la inhabilitación" de Mayer porque "se han dado muestras suficientes para justificar que el encargado de tratar la Ley de Memoria Histórica, un tema tan sensible, no es el que debiera".

Villacís ha explicado a la prensa que en el pleno del 22 de diciembre "no se votó la retirada de 30 calles sino la aplicación de la Ley de Memoria Histórica". En este punto ha afeado al PP que, con su mayoría absoluta durante años en el Ayuntamiento, "no cambiaron ni una coma" para aplicarla.

El PSOE: es una "chapuza" La portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid, Purificación Causapié, ha calificado de "chapuza" la retirada de la lápida a ochos frailes carmelitas asesinados en 1936 y su posterior restitución para, a renglón seguido, recetar tiempo "para hacer las cosas bien".

Lo de ayer (con la lápida a los carmelitas) fue una chapuza", ha lanzado. La edil ha defendido que ante un asunto que mueve tanta sensibilidad social es necesario que la ley salga adelante "bien, con diálogo". Será en la comisión extraordinaria de Cultura, solicitada por el PP, cuando fijarán su posición ante lo sucedido y se unirán o no a la petición de dimisión de la delegada de Cultura, Celia Mayer, planteada por los populares.

En cuanto a por qué ahora, la edil ha recordado que el pleno aprobó un plan de memoria histórica que estaría terminado en abril. "Hasta entonces hay tiempo suficiente, hagamos las cosas bien. Que se presente ese plan cuando sea necesario, previo diálogo con los grupos municipales. Lo sucedido es algo que no puede volver a suceder", ha defendido.

Causapié ha apostado por "esperar" hasta tener la información de los elementos a retirar, que "haya al menos la presentación de la primera fase" del proceso. "No sé si hay que esperar cuatro meses pero se espera para hacerlo bien. Esta ciudad lleva mucho tiempo para aplicar bien esta ley. Nos importa más que se haga bien", ha argumentado.